Sevilla

¿Cómo poner orden en la protección del casco histórico? Las recetas de la oposición

El sector de la Catedral carece de plan especial de protección. El sector de la Catedral carece de plan especial de protección.

El sector de la Catedral carece de plan especial de protección. / D. S.

La oposición en el Ayuntamiento de Sevilla reclama al alcalde, Juan Espadas, que resuelva la protección integral del conjunto histórico de Sevilla. Después de 25 años de redacción, los dos sectores más importantes, los de la Catedral y el Real Alcázar, tienen sus documentos sin tramitar, y otros cuatro están afectados por las sentencias del Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que, tras las denuncias de Adepa, advirtieron sobre su arbitrariedad y cómo contravenían varios artículos de la Ley de Patrimonio Histórico.

Desde Adelante Sevilla, su portavoz, Susana Serrano, insta al Ayuntamiento a redactar un nuevo PGOU, puesto que el vigente se ha quedado obsoleto. El portavoz de Ciudadanos, Álvaro Pimentel, pide a Espadas que acabe con la desigualdad actual y se establezcan unos criterios comunes. Por su parte, Vox, por medio de Gonzalo García de Polavieja, advierte que el caos se debe "a la incapacidad de Espadas". Este periódico pidió también su opinión al Partido Popular, principal fuerza de la oposición, sin recibir respuesta.

El grupo municipal de Adelante Sevilla, encabezado por Susana Serrano, ha mostrado en los últimos años una especial sensibilidad e interés para las cuestiones patrimoniales. Fruto de su acuerdo con el PSOE, el presupuesto del año que viene dedica más dinero que nunca a patrimonio. Serrano, no obstante, lamenta que a la hora de la verdad en los plenos, el resto de partidos se ponen de perfil. "Fuimos los únicos que nos opusimos a la 'flexibilización', como decía Antonio Muñoz, de las actuaciones en los edificios fuera de ordenación. Ahora vemos como se hacen intervenciones que atentan contra el patrimonio". La portavoz de Adelante Sevilla critica cómo la actual redacción de los planes permita que se pueda construir un edificio de tres plantas delante de la Torre de Don Fadrique. "Es un claro ejemplo de que no toda la ciudad está protegida por igual".

La edil asegura que es hora de redactar un nuevo PGOU que se acomode a las circunstancias actuales, como también reclamaba el pasado domingo en este periódico el experto Julián Sobrino. "Somos favorables a que haya un nuevo PGOU. Aunque sea un proceso largo, no hay que tener miedo a afrontarlo. Se está parcheando demasiado y no se ajusta a la realidad actual. Hay que hacerlo y con un importante proceso participativo. Así se lo he transmitido en muchas ocasiones a Muñoz".

Serrano añadió que en su día presentaron una moción para declarar patrimonio mundial el Antiguo Puerto de Indias, para proteger las Atarazanas, la Torre del Oro, incluso la lámina de agua, una propuesta que no contó con el suficiente respaldo.

Desde el grupo municipal de Ciudadanos (Cs), por su parte, consideran que Sevilla no puede permitirse que después de 25 años se siga careciendo de planes especiales para el Alcázar o la Catedral, ya que está en juego la fijación de una serie de criterios comunes que pongan orden y sentido a unas zonas de especial sensibilidad en materia patrimonial. "Esta falta de criterios genera situaciones insostenibles, por ejemplo, para un buen número de propietarios de viviendas de estas zonas que se están viendo afectados por la suspensión de los planes especiales", señaló su portavoz, Álvaro Pimentel. Ante esta situación apremian a la Gerencia de Urbanismo a que llegue a un acuerdo con Adepa, de modo que se establezcan unos criterios comunes para la aplicación de las distintas sentencias que permitan acabar con el vacío legal existente y con la arbitrariedad.

Pimentel, lamentó que los sevillanos estén pagando la "pasividad" del gobierno de Espadas en este asunto, "que ha pasado de puntilla por esta problemática en los últimos años, sin ser capaz de articular los mecanismos necesarios para adoptar una solución conveniente a todas las partes". En este sentido, recordó que Ciudadanos ha presentado una enmienda a los presupuestos municipales para 2020 que incluye un aumento de la partida para la puesta al día y aprobación de los planes especiales pendientes como el Alcázar y la Catedral, así como la revisión de los planes y catálogos vigentes en relación con la Sentencia del Supremo.

Por su parte, el concejal de Vox en el Ayuntamiento, Gonzalo García de Polavieja, lamentó el "caos urbanístico" que padece el casco urbano de Sevilla, una situación que ha llevado a Adepa a denunciar el desorden y las desigualdades ante los tribunales, dándoles éstos la razón a la asociación de defensa del patrimonio. El edil explicó que "en Vox estamos totalmente alineados con Adepa y lamentamos la falta de claridad de criterios, algo que nos parece lamentable y que es una muestra más de cómo el gobierno de la ciudad afronta los problemas de Sevilla. La desigualdad entre zonas es otro ejemplo de la incapacidad del alcalde, Juan Espadas, por resolver, después de tantos años al frente del consistorio, un problema que no se acaba de solucionar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios