Sevilla

El Ayuntamiento prevé bajar el IBI por el aumento de las aportaciones del Estado

  • Así se recoge en el último Plan Presupuestario a medio plazo enviado al Ministerio de Hacienda.

El Ayuntamiento bajará progresivamente el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) durante los próximos tres años, por lo que se reducirán los ingresos por este concepto un 7,5%. Esta bajada en el impuesto, con el consiguiente descenso en la recaudación, se compensará con un incremento en los ingresos relativos a la Participación en los Tributos del Estados, tanto a través de los impuestos cedidos como del Fondo Complementario de Compensación. Ésta es la previsión enviada al Ministerio de Hacienda en cumplimiento de la legislación vigente, que obliga a las entidades locales a elaborar de manera periódica un Plan Presupuestario a medio plazo, que abarcará un mínimo de tres años, que se incluirá en el Programa de Estabilidad, y en el que se enmarcará la elaboración de los presupuestos anuales. Esta información, que no es vinculante para el Consistorio, tiene un valor de mera aproximación.

En la proyección de los ingresos consolidados del IBI enviada por la Hacienda Local al Ministerio se prevé un descenso de la recaudación de 14,7 millones hasta 2019. Esta bajada de la recaudación responde al acuerdo alcanzado con el grupo municipal de Ciudadanos para la aprobación del presupuesto de este ejercicio. La disminución en ingresos se ajusta al porcentaje de bajada en el impuesto acordada con Ciudadanos. Según este último informe enviado a Madrid, la proyección global de ingresos por IBI en 2016 sería de 196,6 millones, de 191,7 en 2017, 186,9 en 2018 y 181,9 en 2019.

El Plan Presupuestario incorpora una previsión de aumento de las aportaciones del Estado que permitiría esta reducción de la carga impositiva de los sevillanos sin que se vean perjudicados los ingresos proyectados. El Ayuntamiento, a día de hoy, prevé que de los 26,1 millones de euros que se ingresarán en 2016 por la Participación en los Impuestos del Estado (PIE), pasará a recibir 38,8 millones en 2019. Un aumento progresivo durante los tres próximo años del 49%. Los impuestos cedidos comprenden el IRPF, el IVA, productos intermedios, la cerveza, las labores del tabaco o los hidrocarburos. La partida que más se incrementará, según el escenario actual, es la del IVA. La previsión es recibir 20,1 millones en 2019. La cantidad apuntada para este año por este concepto es de 9,6 millones, por lo que el incremento sería del 109%.

En cuanto al Fondo Complementario de Financiación, se ingresaría un 10,29% más. El Plan enviado por el Ayuntamiento al Ministerio señala que la proyección teórica sería recibir 258,3 millones en 2016; 271,3 en 2017; 284,9 en 2018 y 299,2 en 2019. No obstante, la proyección final de los ingresos se ha realizado atendiendo al principio de prudencia por la oscilaciones que sufre este ingreso. Para 2017 tan sólo se prevé un aumento al menos equivalente a la disminución prevista para el IBI. La proyección del Fondo Complementario de Financiación atendiendo al principio de prudencia quedaría así: 264,9 millones en 2017; 271,3 en 2018 y 284,9 en 2019.

El resto de ingresos para estos próximos años se mantiene en 404,3. La proyección total de la retribución aumentaría un 2,8% en el año 2019. El Ayuntamiento ingresaría 5 millones más en 2017; 10,6 más en 2018 y 24,6 más en 2019.

En cuanto a los gastos, el informe constata que, en este momento, no se prevé concertar nuevos préstamos a largo plazo, aunque siguiendo el criterio de prudencia, se han incluido en cada uno de los tres ejercicios del Plan una previsión de 9,8 millones en 2017 y 2 millones en 2018 y 2019 para compensar posibles reintegros de saldos deudores derivados de las liquidaciones definitivas futuras.

Tampoco está previsto concertar nuevos préstamos a largo plazo en ninguno de los años del Plan, por lo que la deuda viva descenderá en los importes destinados a amortización hasta un total de 123 millones en 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios