Sevilla

El Ayuntamiento suspende el contrato para sacrificar cotorras con carabinas

  • Los técnicos elaborarán otro estudio para consensuar el método de sacrificio

  • Avisan que el disparo es lo "más rápido y contundente"

Una cotorra en la Catedral Una cotorra en la Catedral

Una cotorra en la Catedral / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 9

El contrato para sacrificar cotorras con carabinas de aire comprimido ha quedado suspendido. El gobierno municipal socialista adoptó esta medida después de la reunión mantenida este lunes con distintas asociaciones en defensa de los derechos de los animales, entidades científicas y universitarias, y expertos en biología, ecología y ornitología para analizar las mejores opciones para acabar con la expansión por la ciudad de las ruidosas especies de Kramer y Argentina. Los técnicos elaborarán un nuevo diagnóstico con la intención de consensuar un método para cazarlas.

"Se exige ya una rápida y contundente respuesta contra esas especies invasoras. Todos hemos coincidido, pero sí hay controversia en el método a emplear. Tras tener en cuenta todas sus opiniones, y también el hecho de que tendremos a finales de año un nuevo conteo actualizado de cotorras, se ha optado por estudiar la suspensión de la ejecución del contrato para el control de las cotorras mediante el disparo con carabina de pequeño calibre de aire comprimido", narró José Manuel Flores antes de destacar que ese método de captura fue aconsejado por los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) como el "más rápido y eficaz, de manera que se analizarán posibles alternativas".

El delegado de Bienestar Social explicó que los expertos de ambos centros han utilizado a lo largo de años métodos alternativos como capturas a través de trampas, sin que se haya alcanzado un nivel óptimo de eficacia. "De hecho, avisan de que, al ritmo actual de reproducción, se tardaría más de un cuarto de siglo para la erradicación del problema con esos métodos". En los próximos meses se tratará con los científicos y las asociaciones en defensa de los derechos de los animales la forma de afrontar ese problema y los sistemas más adecuados, "con informes y datos por delante, escuchando a todos y propiciando el consenso".

La Junta de Andalucía avaló hace un mes el sacrificio de cotorras con carabinas de aire comprimido. Esa fue una de las principales conclusiones de la resolución emitida por la delegación territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a la solicitud de la empresa que se hizo con el contrato municipal para acabar con estas especies invasoras. El modus operandi suspendido para su sacrificio es el disparo con carabina de aire comprimido (calibre 4,5 ó 5,5) con trípode y mira telescópica realizada por tirador experto. Las localizaciones para efectuar los disparos eran los parques y zonas arboladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios