pp de sevilla

Virginia Pérez se hace con el PP de Sevilla con un 61% de los votos

  • La nueva presidenta del partido apuesta por hacer un ejercicio de "autocrítica" y evitar los "personalismos"

  • El edil Beltrán Pérez se convierte en el hombre fuerte de la capital

Virginia Pérez, en el centro, con el presidente del PP-A, Juanma Moreno. Virginia Pérez, en el centro, con el presidente del PP-A, Juanma Moreno.

Virginia Pérez, en el centro, con el presidente del PP-A, Juanma Moreno. / Juan Carlos Vázquez

El PP de Sevilla tiene definitivamente una nueva presidenta. Virginia Pérez se alzó este domingo con el poder del aparato con el 61% de los votos emitidos tras un año de luchas internas que han dejado no pocas secuelas. Ejercieron su derecho de sufragio activo un total de 713 compromisarios (cuando podían hacerlo más de mil), de los que 428 lo hicieron a favor de Pérez y 272 en blanco. Las votaciones se celebraron tras una semana de impugnaciones a la que siguieron unas tensas negociaciones para formar una comisión ejecutiva en la que -de acuerdo con el pacto previo- debían estar representadas las dos corrientes que se han enfrentado en el último año: los oficialistas (Juan Bueno, Juan Ignacio Zoido y María Dolores de Cospedal) y los críticos (Virginia Pérez, Beltrán Pérez, Javier Arenas). Virginia Pérez pronunció dos discursos, uno previo a la votación, donde exhibió sus ganas de construir un PP alejado de "personalismos" en referencia indirecta a los años del zoidismo, y otro tras las votaciones en las que se hizo con una cómoda mayoría absoluta, en la que admitió que se han producido "contusiones" en el último año de vida interna del partido.

Virginia Pérez deposita su voto. Virginia Pérez deposita su voto.

Virginia Pérez deposita su voto. / Juan Carlos Vázquez

Pérez, como avanzó este periódico, eligió a Juan de la Rosa como secretario general de la terna que le fue presentada por el sector hasta ayer oficialista, donde también se incluían Carolina González Viga, diputada provincial, y José Miguel Luque, jefe de gabinete del portavoz del PP en el Ayuntamiento. El número tres en la práctica será Beltrán Pérez, nuevo vicesecretario de Organización y presidente de la recuperada Junta Municipal de Sevilla, lo que le convierte, sobre el papel, en el hombre fuerte del partido en la capital. También hay dos vicepresidencias de nueva creación con el objetivo de buscar los equilibrios entre las dos corrientes. Una la ocupa Patricia del Pozo, brazo derecho de Javier Arenas. Y otra Alberto Díaz, líder de la oposición municipal, y ex jefe de gabinete de Zoido.

Las dos nuevas vicepresidencias tendrán un valor meramente simbólico

Pérez defendió la necesidad de hacer "autocrítica" y dejar posiciones "conformistas". La nueva presidenta asumió un compromiso de "renovación, apertura e impulso de la actividad del partido". Se refirió a los concejales de los pueblos donde el PP tiene una escuálida representación como "héroes". Fue interrumpida con una ovación cuando aludió a la necesidad de "modificar el modelo de partido". "Tenemos que modernizarnos, renovarnos y ser más eficientes. Tenemos que funcionar como un reloj, no dar nada por perdido y tener mentalidad ganadora. Hay que dar preponderancia al proyecto político frente a personalismos. Quiero un partido que respete el contraste de pareceres y planteamientos". Abogó por una formación "descentralizada" y fijó como objetivos principales la recuperación de la Alcaldía de Sevilla y tener estructuras de partido y concejales en los 105 pueblos de la provincia. "Los cargos electos darán cuenta de su actividad política. Os aviso que los sábados por la mañana serán jornadas de trabajo". Se refirió a la Junta Local de Sevilla que presidirá el edil Beltrán Pérez como una "estructura potente bajo la presidencia provincial".

El ministro del Interior y ex alcalde, Juan Ignacio Zoido, que avaló a Juan Bueno como candidato a la presidencia del partido, intervino para dar por "zanjadas" las divisiones y "discrepancias". Y sentenció: "Ya no hay excusas. Hemos debatido y hablado. A partir de ahora, un único mensaje y una única persona".

Javier Arenas insiste en que el PP es un partido "independiente de terceros"

Javier Arenas, vicesecretario general del PP e impulsor de la corriente crítica, conminó a Virginia Pérez a ser la "presidenta de todos" y a buscar cada día un acuerdo "como hace Rajoy". Se ofreció personalmente a recorrer los pueblos donde el PP no tiene ni un solo concejal. Citó a todos los presidentes del partido desde que era Alianza Popular y tuvo un recuerdo especial para Amalia Gómez: "Ella levantó la bandera de la política social que nunca debemos entregar a la izquierda que arruina España". Admitió que los últimos meses han sido "complicados" en la vida interna del PP sevillano. Aunque extrajo consecuencias positivas: "Me quedo con lo mejor. Con los 5.500 militantes que fueron a las urnas. Me emocionó ver esa movilización en la calle Rioja. A ellos les debemos la unidad". Insistió en un mensaje muy particular: "El PP es un partido independiente de terceros". E instó a la recuperación de las relaciones entre afiliados que se hayan erosionado en el último año: "Las heridas personales no se arreglan con ácido, sino pidiendo disculpas. Hay que pedir siempre disculpas.

Quien haya perdido un amigo que se sienta con él cuanto antes". Y recalcó: "Tu éxito sólo es posible si eres una presidenta de todos".

El presidente regional, Juan Manuel Moreno Bonilla, felicitó a la ganadora, le brindó la ayuda de la estructura regional y le pidió la recuperación de la Alcaldía y el impulso del partido en la capital: "Yo sólo podré ser presidente de la Junta si en Sevilla tenemos un buen resultado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios