Sevilla

Los Bomberos llevan al Defensor del Pueblo sus carencias de personal

  • El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) denuncia que se vulneran derechos en la gestión de los permisos

  • Sólo se han convocado 23 plazas en los últimos 13 años

Representantes del Sindicato Andaluz de Bomberos. Representantes del Sindicato Andaluz de Bomberos.

Representantes del Sindicato Andaluz de Bomberos. / M. G.

El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha puesto en conocimiento del Defensor del Pueblo las carencias de personal del servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla. La organización denuncia que actualmente hay cubiertas 400 de las 537 plazas que componen la plantilla de Sevilla, es decir, el departamento arrastra una merma de efectivos de en torno al 25%. A ello se le añade que en los últimos 13 años, desde 2007, sólo se han convocado 23 nuevas plazas. Es decir, menos de dos puestos por año, lo que conduce al envejecimiento de la plantilla.

El escrito del SAB, que firma su secretario general, Manuel Poo Morilla, alude a una serie de vulneraciones de los derechos de los bomberos, precisamente por esta falta de personal. “En muchas ocasiones los funcionarios de este servicio ven mermados sus derechos debido a la casuística del mismo y por ende a la falta de plantilla, si bien esto se ha prolongado demasiado en el tiempo por la escasez de personal y la falta de previsión y cobertura de vacantes por parte del ayuntamiento”, expone el representante sindical.

La central se queja sobre todo de un problema en cuanto a los días de permiso y licencia de los miembros del cuerpo de bomberos, ya que entiende que quien está concediendo o denegando los mismos es un departamento al que no le corresponde esa función. El sindicato explica al Defensor que el nombre oficial de los Bomberos es Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS). “Este servicio se estructura en una organización jerarquizada, recuerda el sindicato, a cuyo frente cuyo frente está el alcalde, seguido del delegado de Seguridad, el coordinador de Seguridad, el director General de Seguridad, el jefe del Servicio y los distintos jefes de departamentos”.,

Entre ellos está el Departamento de Extinción de Incendios y Salvamento (DEIS), que está mandado por un titular con categoría de adjunto de servicio. Este funcionario es quien ha asumido, según el SAB, la gestión de los permisos de todo el cuerpo de Bomberos, “atribuyéndose una competencia que en modo alguno le pertenece”.

Para el sindicato, “este hecho ha supuesto, fundamentalmente y al añadir nuevos requisitos no establecidos previamente, el incumplimiento y la derogación de hecho de la normativa dictada por los órganos municipales que ostentan la aludida competencia de gestión de los permisos y licencias”. La denuncia del sindicato hace referencia a la resolución del delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, dictada por delegación de la Alcaldía, de fecha 15 de marzo del presente año, por la que se activaba el Plan de Emergencias de la ciudad.

Los representantes sindicales de los bomberos añaden que la “aplicación que realiza el Servicio supone supone un incumplimiento de las resoluciones municipales y, además de prescindir en la forma total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido para la resolución de las solicitudes de los permisos, deja de hecho sin efecto los supuestos en ellas previstos e imputa los permisos al concepto de asuntos propios”.

Los bomberos añaden que “a los funcionarios afectados no se les ha notificado resolución alguna, sino que se les comunica por correo electrónico o verbalmente la denegación de su solicitud que, con anterioridad, había sido aceptada y concedido el permiso”. Por tanto, los funcionarios afectados por esta medica, desconocen “el órgano que deniega, el texto íntegro de la supuesta resolución, la fecha de la misma, la motivación de la denegación, los recursos que proceden, etc”. El sindicato expone al Defensor que esta forma de proceder deja “a los empleados públicos en la más absoluta indefensión, ya que el Servicio actúa por la vía de hecho y sus resoluciones pudieran estar viciadas de nulidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios