Sevilla

Chamizo cree que el menor "no cuenta socialmente como debería"

  • Asegura que no le sorprenden las cifras de maltrato infantil registradas en el Valme

El Defensor del Menor, José Chamizo, señaló ayer que "hay que hacer un problema político, en el buen sentido del término, de la infancia y la juventud", después de que se conociera que un sólo hospital sevillano, el de Valme, ha atendido hasta 171 casos de maltrato infantil en un año.

"Social y políticamente, el menor aún no cuenta como debería contar", aseguró José Chamizo, quien recordó que en Andalucía hay 6.000 menores con alguna medida de protección, por haber padecido algún tipo de maltrato, abandono o desatención. De esta cifra, Chamizo dijo que "me parece muy duro pero no sorprendente" al considerar que son precisos más programas de prevención y que estos deben ser más ambiciosos.

El Defensor del Menor también ha pedido más coordinación de las administraciones con los profesionales, como es el caso de Juan Gil Arrones, coordinador del Programa de Pediatría Social de este centro y quien lleva una estadística de los casos registrados en este hospital que atiende a 400.000 personas del área metropolitana.

Según Chamizo, la coordinación de esos profesionales con los servicios sociales y el trabajo en red es primordial, más cuando se trata de hechos que suceden "dentro de la familiar" y cuya detección es muy difícil si no se conjuga la labor de "los actores principales, el colegio, los ambulatorios y los centros de salud", entre otros.

Por otra parte, la Federación Andaluza para la Defensa de la Igualdad Efectiva (Fadie) ha incidido en las estadísticas del Hospital de Valme, según las cuales, este centro atendió 171 casos de maltrato infantil frente a 14 mujeres víctimas de violencia en el año 2008.

La Fadie considera el contraste de estas cifras fruto del "uso político del término 'malos tratos'" que considera "un paradigma de manipulación, porque obvia los malos tratos a menores, a ancianos e incapacitados y, no digamos, a los varones, que se encuentran en una total indefensión legal tanto para denunciar como para defenderse del abuso provocado por leyes discriminatorias, que los condenan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios