El gigante amarillo

China pone el foco en Sevilla: Un 45% más de universitarios en cinco años

  • Los másteres sobre el castellano son los títulos más demandados

  • La presencia de fuertes multinacionales chinas en Latinoamérica aumenta la formación en España

China pone el foco en Sevilla: Un 45% más de universitarios en cinco años China pone el foco en Sevilla: Un 45% más de universitarios en cinco años

China pone el foco en Sevilla: Un 45% más de universitarios en cinco años / Rosell

China se interesa por las universidades sevillanas. Aunque el número de estudiantes procedentes del gigante amarillo resulta aún poco significativo en el total de alumnos de la enseñanza superior, el incremento experimentado los últimos cinco años resulta bastante considerable. Una subida que obedece a la implantación de fuertes multinacionales del país asiático en España y Latinoamérica, de ahí que las titulaciones más demandadas por dichos jóvenes sean Finanzas, Turismo y los másteres relacionados con la lengua española. 

Primero comenzaron con los restaurantes, luego con las tiendas de barrio, vinieron después los grandes bazares en el centro histórico y los polígonos industriales, para luego pasar a otros sectores, como las peluquerías. Y ahora se produce una llegada más que apreciable a las instituciones académicas. Los chinos quieren aprender en las universidades sevillanas, una tendencia que se produce en toda España y tras la que hay una importante circunstancia económica: la entrada de multinacionales amarillas en países de habla hispana. 

El gigante amarillo nunca da un paso en balde. El futuro de sus nuevas generaciones se encuentra ahora fuera de los sectores tradicionales a los que se ha vinculado este país. Las grandes empresas chinas se están instalado en España y Latinoamérica, pero previamente requieren de una formación en cuestiones básicas, principalmente, la lingüística. 

La institución donde se percibe de manera más clara dicha tendencia es la Universidad de Sevilla (US). En ella el número de alumnos chinos ha crecido un 45,92% desde el curso 2015/16, al pasar de los 233 de entonces a los 340 actuales. Cierto es que esta cifra resulta poco significativa si se compara con la totalidad de estudiantes de la Hispalense, pero no es menos verdad que el porcentaje de aumento es de los más destacados que se han registrado en el periodo mencionado. 

Un grupo de chinos en uno de los patios del Rectorado de la Universidad de Sevilla. Un grupo de chinos en uno de los patios del Rectorado de la Universidad de Sevilla.

Un grupo de chinos en uno de los patios del Rectorado de la Universidad de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Las titulaciones con más demanda

En el análisis de esta trayectoria deben mencionarse los grados con mayor demanda por parte de este colectivo. El de Finanzas y Contabilidad y el de Turismo se llevan la palma. Aunque también aquí se ha producido un hecho curioso. Mientras la segunda titulación se ha mantenido estable en número de estudiantes desde 2015, en el caso de Finanzas y Contabilidad los chinos matriculados en esta carrera han menguado, al pasar de 37 a los 22 del presente curso. 

Todo lo contrario ocurre con los másteres. Así, si hace cinco cursos los chinos que cursaban este posgrado en la Universidad de Sevilla eran 78, actualmente llegan a 165, es decir, un incremento del 111,54% en un lustro, más del doble. Conviene detenerse aquí y comprobar cuáles son las titulaciones más demandadas por estos alumnos. En 2016/17 el máster con más jóvenes procedentes del país asiático era el de Estudios Americanos (14), seguido de Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales (8). Un curso más tarde, ambos másteres volvían a ser los que contaban con más alumnos chinos, 16 en cada uno. En 2018/19 los másteres en los que los jóvenes procedentes del gigante amarillo superaban la decena fueron, además de los mencionados (con 22 y 12, respectivamente), el de Estudios Avanzados en Dirección de Empresas (17) y el de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas, lo que supone un cambio de tendencia respecto a los años anteriores. En el curso actual los másteres con más alumnos chinos en la Hispalense son el de Estudios Europeos (27), el de Gestión Estratégica y Negocios Internacionales (16) y de la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (10). 

En la Universidad Pablo de Olavide (UPO) el aumento de chinos en los másteres también ha sido notable. Mientras en los grados y doctorados las cifras se mantienen igual, en estos cursos de posgrado han pasado  de tres a diez desde 2015. 

Alumnos del gigante amarillo saliendo del Rectorado. Alumnos del gigante amarillo saliendo del Rectorado.

Alumnos del gigante amarillo saliendo del Rectorado. / Juan Carlos Vázquez

Como ya se comentó, la situación de Sevilla no es ajena al resto de España, donde la presencia de universitarios chinos se ha incrementado un 26% los últimos años, según un informe dado a conocer por la agencia Efe, basado en las estadísticas del Ministerio de Educación. Andalucía es, tras Madrid y Cataluña, la comunidad más demandada por estos alumnos para cursar una titulación de enseñanza superior. 

Juan Pablo Mora es profesor titular de Lingüística General del Departamento de Lengua Española, Lingüística y Teoría de la Literatura de la Facultad de Filología de la US. En dicho centro los másteres más demandados por los chinos son el de Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales y el de la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera. En éste último el número de alumnos chinos ha menguado los últimos cursos debido a que se exige el nivel C1 en castellano, que ha de estar acreditado, además, por el Instituto Cervantes

Mora refiere que el Español es cada vez "más popular" en China, no tanto por España como por Latinoamérica, donde se están implantando una gran cantidad de multinacionales del país amarillo. A ello se une el "interés por la cultura latina". 

"En China hay una carencia importante de profesorado con un alto nivel de Español, de ahí que el Gobierno de aquel país fomente la formación en este idioma y sean muchos los jóvenes que vengan a estudiarlo o perfeccionarlo a España", comenta Mora, quien apostilla que "la mayoría, una vez que tiene un buen manejo de la lengua, regresa a su país para enseñarlo". 

"Conozco casos de alumnos en la Facultad de Filología que ahora son profesores universitarios de Español en China", asegura este experto en Lingüística, que añade que la mayoría de estos jóvenes vienen de su país con una licenciatura, aunque también hay algunos que han aprendido el castellano en Cuba o han estudiado el grado en Sevilla. 

Un máster y un doctorado

Una aseveración que se constata en el caso de Ying Zhang, que lleva 12 años en la capital andaluza, donde se ha casado con un sevillano y tiene un hijo. Cuando llegó aquí lo hizo con un título universitario bajo el brazo: licenciada en Derecho. Empezó a trabajar entonces en el Colegio Chino que abrió sus puertas en 1997 en el Cerro del Águila, donde imparte el idioma mandarín, uno de los más demandados por los sevillanos, hasta el punto de que muchos colegios ya lo ofertan para sus alumnos. 

Una vez asentada, decidió completar su formación con un máster de Traducción en la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla, donde ahora estudia un doctorado sobre Mujer, Escrituras y Comunicación. "En el futuro me gustaría dedicarme plenamente a la enseñanza, como hago ahora", refiere Zhang, a quien no le importaría desarrollar este cometido en España o en su país natal. "En China no hay demasiados profesores con buen nivel de Español, de ahí que esta preparación esté muy demandada por mis compatriotas", afirma la docente, quien hace un perfecto uso del castellano. 

Zhang sabe hablar, además de su idioma nativo, el Inglés y el Español. "Cuando yo estaba en la universidad china sólo se estudiaba Inglés. Después llegó el interés por el Francés y el Alemán, pero ahora mucha gente quiere aprender Español", refiere esta doctoranda, que asegura que en el gigante amarillo han comenzado a abrirse muchos academias para enseñar la lengua de Cervantes. "En los institutos, por ejemplo, ya se oferta como asignatura optativa", añade. 

Ying Zhang estudia un doctorado en la US. Ying Zhang estudia un doctorado en la US.

Ying Zhang estudia un doctorado en la US. / D. S.

Esta joven es natural de Shangay, donde en su importante puerto, a raíz de la exposición universal celebrada en 2010, se han instalado numerosas empresas españolas que comercializan, entre otras mercancías, dos productos de gran demanda en el país asiático, el jamón y el aceite de oliva, lo que constituye un nicho de mercado laboral al que aspiran muchos jóvenes chinos, de ahí el interés por aprender el castellano. 

Respecto a las diferencias en el sistema universitario, Zhang reconoce que los grados son prácticamente iguales en España y China (en ambos países duran cuatro años). Los principales cambios se producen en las enseñanzas de posgrado. Así, por ejemplo, para acceder a un máster del gigante amarillo hay que superar unas pruebas que requieren prepararse un año, a lo que hay que añadir los tres cursos que dura dicho estudio, cuando en Europa lo normal es que no excedan de dos. 

Estas condiciones también provocan que sean muchos universitarios chinos los que decidan trasladarse durante una temporada al viejo continente para completar su formación. Cosa bien distinta es el futuro laboral que se planteen. "Por eso muchos vienen a España a estudiar, pero luego se vuelven a China, porque allí hay más oportunidades de encontrar un trabajo acorde a su preparación académica que aquí", advierte Zhang, quien, por tales razones, no descarta volver a su país para desarrollar la profesión que ahora ejerce, aunque a la inversa: enseñar Español. 

El Español, cada vez más demandado

Qi Wang tiene 30 años. Desde 2014 vive en Sevilla. Vino acompañada de una amiga desde China, donde se licenció en Filología Inglesa. "A partir de 2013 el Español empezó a ser muy importante en mi país", recuerda esta joven, quien entonces decidió dar un giro a su vida y estudiarlo para ejercer de profesora de este idioma en el gigante amarillo

Qi Wang ha cursado un máster y un doctorado en la Universidad de Sevilla. Qi Wang ha cursado un máster y un doctorado en la Universidad de Sevilla.

Qi Wang ha cursado un máster y un doctorado en la Universidad de Sevilla. / D. S.

Con tal fin, se matriculó en el máster que la US oferta bajo el título de Español como Lengua Extranjera. Ahora estudia un doctorado en Lingüística Aplicada sobre la Enseñanza. Una preparación que adquiere mientras trabaja como profesora de Chino en varios colegios privados. 

Su intención primitiva era volver a su país y enseñar allí el castelllano, ante la importante demanda que esta lengua ha adquirido entre sus compatriotas, pero desde que un sevillano se cruzó en su vida y se convirtió en su pareja, se plantea continuar aquí con las clases de Chino por largo tiempo.   

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios