Unificación de sedes judiciales en Palmas Altas

El plan de movilidad para la Ciudad de la Justicia estará acabado este mes

  • El consejero Juan Marín explicó este jueves en comisión parlamentaria que el 18 de diciembre se sabrá qué mejoras necesita la zona de Palmas Altas para acoger las sedes judiciales de la capital

  • Justicia tiene “precontratos firmados” para la compra del Campus de Palmas Altas y “dos parcelas adyacentes por 64,5 millones de euros”

El consejero de Justicia Juan Marín ayer en comisión parlamentaria. El consejero de Justicia Juan Marín ayer en comisión parlamentaria.

El consejero de Justicia Juan Marín ayer en comisión parlamentaria. / Europa Press (Sevilla)

La Consejería de Justicia tendrá concluido para finales de diciembre el Plan de Movilidad de Palmas Altas, requisito necesario para llevar la futura Ciudad de la Justicia de Sevilla a esta zona. Así lo anunció ayer el vicepresidente de la Junta y consejero Juan Marín, que se reunirá con el alcalde Sevilla, Juan Espadas, y con el sector judicial para trasladarle los resultados de este estudio.

La Ciudad de la Justicia tendría 107.866 metros cuadrados construidos, frente a los 64.608 metros cuadrados disponibles en la actualidad. Esto permitiría trasladar a Palmas Altas todos los órganos judiciales de la ciudad

Marín explicó en comisión parlamentaria que la Consejería de Justicia trabaja junto con la de Fomento en este plan y espera que “para el 18 de diciembre” esté finalizado un primer bloque sobre las necesidades para mejorar la movilidad en la zona, a la espera de una última fase que concretará las actuaciones que cada administración debe desarrollar para mejorar la accesibilidad a Palmas Altas.

Se ha realizado un análisis pormenorizado de la estructura de los órganos judiciales y evaluado el personal adscrito a los mismos. Los órganos judiciales contarán en el nuevo emplazamiento “con la nueva estructura de la oficina judicial y fiscal”. Este estudio incluye además una estimación del número de plantas que necesitarían cada una de las actuales jurisdicciones y servicios de Justicia.

En cuanto a la financiación, se estudia “una colaboración público-privada o bien que sea la Consejería la que la asuma”, y se cerrará una vez que el proyecto cuente con el respaldo necesario.

Vox es el único grupo político que rechaza Palmas Altas y sigue apostando por el Prado

La Consejería está en condiciones de adquirir dos parcelas más, adyacentes al Campus de Palmas Altas, para ampliar la superficie destinada a sede judicial y a aparcamientos, si el Plan de Movilidad avala la puesta en marcha de la Ciudad de la Justicia de Sevilla en esta zona de la capital.

Justicia tiene “precontratos firmados” para la compra del Campus de Palmas Altas y “dos parcelas adyacentes por 64,5 millones de euros”. A esto se sumarán otros 30 millones para reformar y adaptar los edificios. La inversión total necesaria asciende a 90 millones.

La Ciudad de la Justicia tendría 107.866 metros cuadrados construidos, frente a los 64.608 metros cuadrados disponibles en la actualidad, de los que 31.196 son en alquiler. Esto permitiría trasladar a Palmas Altas todos los órganos judiciales de la ciudad. La otra parcela de 10.000 metros cuadrados sería para “aparcamientos y podrá contar con 1.200 plazas”.

Valoración de los grupos políticos

En el turno político, la diputada del PP-A Virginia Pérez elogió la elección de Palmas Altas como “la mejor opción si somos capaces de salvar el problema real de acceso y movilidad”. En la misma línea se pronunciaron la diputada de Ciudadanos (Cs) Ana Llopis y el diputado socialista Francisco Javier Fernández, quienes pidieron no cuestionar este plan.

El diputado de Vox en Andalucía Francisco Serrano tildó la opción de Palmas Altas como “la peor” por la movilidad y acceso y “la disgregación” al dejar los Juzgados de Instrucción y Audiencia Provincial fuera de Palmas Altas, y apostó por el Prado de San Sebastián. Marín replicó que el Prado no es posible porque habría que ocupar zonas verdes y no se permite esa edificación.

La diputada de Adelante Andalucía María Isabel Mora reconoció que es “una necesidad” una Ciudad de la Justicia por “la dispersión” actual y por el gasto en alquileres de edificios y saludó que la opción de Palmas Altas dependa del plan de movilidad. Pero apuntó que “otro problema será dejar la Audiencia Provincial y los Juzgados de Instrucción” pudiendo provocar “retrasos judiciales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios