Sevilla

El Claret prohíbe el uso de móviles a sus alumnos dentro del centro

  • La dirección notifica a los padres la medida que aplicará en marzo para solucionar la "alteración de la convivencia"

Comentarios 15

La dirección del Colegio Claret ha remitido una circular a los padres de sus alumnos en la que anuncia la prohibición del uso de los móviles dentro del recinto escolar a partir del próximo mes de marzo, una decisión que ha sido aprobada previamente por el Claustro y el Consejo Escolar y que pretender acabar con el "uso inapropiado de las nuevas tecnologías que, tanto en el caso de los móviles como de internet en portales tipo messenger y tuenti, están interfiriendo negativamente en la convivencia de la comunidad educativa".

La prohibición de los móviles, tanto de su uso como de su exhibición pública, afecta a todo el recinto escolar, incluidos aulas, pasillos, patios, aseos, vestuarios, recreos...) y también a las actividades extraescolares y complementarias. En consecuencia, la dirección del centro ha estimado la posibilidad de requisar los terminales durante una semana a los alumnos que porten un móvil en el recinto escolar e incluso la expulsión temporal del centro si hay reiteración en el acto.

La necesidad de comunicar con las familias para imprevistos y urgencias se resolverá con un teléfono público situado en el vestíbulo de entrada de los alumnos y también con los teléfonos de los despachos de las distintas coordinaciones.

A la restricción de los teléfonos móviles se suma el aviso del profesorado sobre el uso que los alumnos hacen de internet, herramienta que "está siendo empleada para verter fotografías, comentarios, insultos, amenazas y expresiones soeces que atentan contra la dignidad y el respeto de algunos miembros de la comunidad educativa, además de invadir el ámbito de la privacidad".

El claustro de profesores informa en la circular que "ni puede ni debe rastrear permanentemente la red para descubrir los portales usados para tales cometidos por los alumnos y a los que sólo ellos tienen acceso a través de claves y otros datos de identificación". El centro advierte que hacerlo sin autorización judicial o de los afectados sería incurrir en una actuación punible legalmente. No obstante, el colegio Claret ha tomado la decisión de emprender acciones educativas y medidas correctivas que pueden ir desde la exclusión temporarl del centro hasta la apertura de un expediente de cambio de centro.

La Delegación Provincial de Educación faculta a la dirección de cada centro, sea público o concertado, a tomar cuantas medidas considere oportunas para salvaguardar la convivencia escolar. Esta autonomía incluye desde la prohibición del uso de móviles hasta la propia expulsión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios