Sevilla

¿Los coches de caballos podrán circular junto al Puente del Centenario?

"Se estudiará además la posible mejora de la conexión del vial proyectado para la circulación de los coches de caballos con el viario urbano de la ciudad". Esta frase pertenece al último Boletín Oficial del Estado (BOE), en el que se desgrana la actuación que el Gobierno va a activar para la obra millonaria de ampliar los carriles del Puente del Centenario. De ella se extrae la posibilidad de que los coches de caballos puedan circular junto al popular y portentoso puente sevillano, con la mejora del vial proyectada de la SE-30 al Puerto que conectará con la carretera de esclusa.

Esta imagen de postal sería sorprendente al tratarse de un puente alejado del centro de la ciudad, por donde suelen circular los coches de caballos. No obstante, los cocheros son habituales del entorno del Puente del Centenario, ya que junto a él tienen los lugares donde guardan sus vehículos y sus animales. Por ello, no es extraño verlos a primera hora de la mañana o a última de la noche recorrer lugares como Tablada o las cercanías del Puerto de Sevilla.

La obra del Puente del Centenario va a permitir replantear su propio entorno, así como sus accesos y su uso, abriendo la puerta a multiplicar los tipos de vehículos que circulen por él. En este caso, haría que los cocheros y, por extensión, sus clientes, tuvieran unas privilegiadas vistas desde lo alto del puente. Desde uno de sus puntos, por ejemplo, se divisa el popular beso entre el Puente del Alamillo y la Giralda. En un efecto óptico, parecen tocarse a pesar de estar a cientos de metros de distancia un punto del otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios