Sevilla

Comienza la demolición del quiosco de las Delicias

El derribo del esqueleto del quiosco bar del Paseo de las Delicias. El derribo del esqueleto del quiosco bar del Paseo de las Delicias.

El derribo del esqueleto del quiosco bar del Paseo de las Delicias. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 4

La demolición del esqueleto del quiosco bar del Paseo de las Delicias ha dado comienzo esta mañana. La Gerencia de Urbanismo, como avanzó este periódico, ordenó al promotor del proyecto que las medidas necesarias para la "restitución de la realidad física alterada" en la edificación levantada sin los permisos necesarios y que se encuentra enclavada en la esquina entre el puente de Los Remedios y la Glorieta de los Marineros.

En el expediente se proponía la demolición de todas las construcciones sobre rasante existentes en esos terrenos del Puerto de Sevilla. Los técnicos dictaron que para ejecutar estos trabajos era necesaria la ocupación de la vía pública mediante un contenedor para retirar el material sobrante. Estas obras se ejecutan ya, como se aprecia en las imágenes, bajo la responsabilidad de un técnico competente.

Las obras de construcción del quiosco bar frente al Costurero de la Reina sufrieron hace dos meses un duro varapalo de la Comisión Local de Patrimonio. Primero fue la Gerencia la que paralizó los trabajos la pasada primavera por falta de permisos, y luego fue la Comisión Local de Patrimonio la que concluyó que la obra no es legalizable, por lo que instó a la constructora a “empezar de cero”, y además rechazó la nueva propuesta, que incluía una modificación sustancial de la ubicación del inmueble y otras novedades.

La empresa adjudicataria de los trabajos pretendía legalizar lo realizado y, además, cambiar el emplazamiento del inmueble de forma que se atentaría contra los elementos catalogados de un enclave especialmente protegido del conjunto histórico declarado. Se trata de una zona privilegiada, junto al río y en la que el Ayuntamiento extrema la sensibilidad.

El proyecto tenía una licencia provisional para un edificio desarrollado en una planta y sótano. Se incluía la urbanización de los espacios aledaños para el uso de quiosco bar con cocina. Consta una consulta previa que fue informada favorablemente por la oficina técnica de Licencias de la Gerencia de Urbanismo y por la Comisión Local de Patrimonio Histórico. El proyecto presentado inicialmente para la obtención de la licencia de obras se ajustaba a esa propuesta previa, y fue igualmente informado favorablemente.

Intervenciones no ajustadas

Sin embargo, sin esperar a la concesión de la licencia, la empresa adjudicataria dio comienzo a las obras y realizó intervenciones no ajustadas al proyecto. Por este motivo, se ordenó la suspensión de los trabajos. Los promotores presentaron un proyecto de legalización para salvar cuanto habían realizado al amparo de una licencia posterior que nunca llegó a ser concedida. La documentación aportada en el expediente de legalización, además de la legalización parcial de la actuación y la propuesta de medidas de restitución de lo ejecutado, modificaba la ubicación y posición de la edificación situándose alineada al paseo superior de la Avenida de Santiago Montoto. También contemplaba una ampliación sustancial de la planta de sótano.

La Comisión Local de Patrimonio no consideró viable el desplazamiento de la posición de la edificación, ya que en el reformado presentado se situaba el edificio sobre rasante adosado a la alineación a la Glorieta de los Marineros Voluntarios. Es decir, se alineaba a la calle mientras que en el primer proyecto presentado se adentraba en la zona verde del muelle de las Delicias.

La Autoridad Portuaria de Sevilla concedió en su día la explotación del espacio a la empresa Puerto Delicias S. L. con la finalidad de que el futuro establecimiento no sólo funcione como kiosko bar, sino que se puedan celebrar bodas, bautizos y comuniones. El presupuesto era de 446.877 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios