Un Pentecostés sin romería

Coronavirus Sevilla. Vísperas de un Rocío sin arenas y por internet

  • La celebración coincide con la segunda fase de la desescalada, que permitirá abrir los cultos al 50%

  • Triana retransmitirá su novena en la capilla desde el próximo jueves

  • La Matriz de Almonte retrasa sus cultos a la semana del Rocío

La Virgen del Rocío, en una imagen tomada en la parroquia de Almonte antes de ser cerrada por el estado de alarma. La Virgen del Rocío, en una imagen tomada en la parroquia de Almonte antes de ser cerrada por el estado de alarma.

La Virgen del Rocío, en una imagen tomada en la parroquia de Almonte antes de ser cerrada por el estado de alarma. / Alberto Domínguez

Un Rocío sin arenas y por internet. La Pascua de Pentecostés coincidirá, si se cumplen los requisitos sanitarios para ello, con la segunda fase de la desescalada, por lo que los templos podrán abrir al 50% de su aforo. Sin embargo, todo hace prever que los miles de devotos de la Blanca Paloma tardarán más tiempo en poder contemplarla de nuevo en la parroquia almonteña, donde la Patrona de este municipio permanece a puerta cerrada desde que fue decretado el estado de alarma por la pandemia de coronavirus. Mientras, las hermandades rocieras se preparan para vivir unas vísperas bastante atípicas, sin cultos la mayoría de ellas y las que los celebren, sin fieles y retransmitidos por internet

Una de las primeras corporaciones en celebrarlos será la de Triana, la hermandad más antigua de la capital andaluza, que el próximo jueves 7 de mayo, en circunstancias normales, hubiera trasladado su simpecado a la parroquia de Santa Ana para el comienzo de la novena. En esa jornada se rezará un rosario, a las 20:30, en la capilla de la calle Evangelista. A partir del viernes tendrá lugar, a las 20:15, la celebración de la novena, sin fieles y retransmitida por el canal de Youtube de la hermandad y Facebook. El domingo 17 de mayo, a las 12:00, se celebrará la función principal. 

La Hermandad del Rocío de Sevilla, por su parte, ha decidido suspender el quinario de la próxima semana. Se mantendrá, eso sí, la función principal de instituto del domingo 17 de mayo, a la que sólo asistirán los oficiales de la junta de gobierno, acólitos y varios miembros del coro. 

Las hermandades del Cerro del Águila y de Sevilla Sur ya comunicaron por las redes sociales que no se celebrarían estos cultos cuando la Matriz de Almonte decidió el lunes 23 de marzo suspender la romería de este año, debido a las actuales circunstancias. 

Los cultos en Almonte

Por su parte, la Hermandad Matriz de Almonte ha publicado la convocatoria de cultos para este Pentecostés -que cuenta con una bella orla de Javier Jiménez Sánchez-Dalp- en la que debe destacarse que la celebración de la novena tendrá lugar del viernes 22 de mayo al sábado 30, cuando lo habitual, en los años en los que la Virgen del Rocío se encuentra en la localidad onubense, es que acabe dos semanas antes de la romería, el domingo de la procesión de la Blanca Paloma por las calles del municipio vestida con las galas de reina y que en esta ocasión hubiera sido el 17 de mayo. Una semana después la Virgen, con el atuendo de Pastora, se habría trasladado a su santuario. 

La novena, que comenzará cada jornada a las 20:30, será también transmitida por redes sociales y medios de comunicación. Se aplicará por las 125 hermandades filiales (agrupadas por días desde las más jóvenes hasta las de mayor antigüedad) que este año no podrán peregrinar hasta la aldea marismeña. El domingo 31 de mayo tendrá lugar la solemne misa de Pentecostés, presidida por el obispo de Huelva, monseñor José Vilaplana Blasco

A las doce de la noche, cuando ya sea Lunes de Pentecostés, se procederá en la parroquia almonteña de la Asunción a rezar el rosario en el que tradicionalmente participan las hermandades con sus simpecados y que concluye con el esperado salto de la reja de los almonteños, momento en el que comienza la procesión de la Blanca Paloma, que permanecerá en el pueblo de la que es Patrona hasta que se reúnan las condiciones necesarias de seguridad para su regreso al Rocío. 

Una apertura muy anhelada

Debido también a la devoción universal que esta imagen despierta, la apertura de la parroquia almonteña tendrá que esperar más tiempo que el resto de templos de la diócesis onubense, por lo que, con toda probabilidad, no podrá contemplarse in situ a la Virgen del Rocío hasta una vez que haya pasado, como mínimo, Pentecostés. Para esa fecha, a finales de mayo, habrá comenzado la segunda fase de la desescalada, y los templos sólo podrán albergar el 50% de su aforo, un porcentaje insuficiente para dar respuesta a los miles de rocieros que esperan ver a la Blanca Paloma desde hace dos meses.

Será, por tanto, un Rocío doblemente excepcional y atípico. No habrá romería y la Virgen seguirá en Almonte.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios