Sevilla

Denuncian la agresión verbal en el ambulatorio de Santa María de Gracia

  • Los hechos ocurrieron este miércoles y el denunciante asegura que "podía haber sido otro día porque la situación que se vive se está volviendo insostenible".

Comentarios 8

El Sector Sanidad del sindicato CSI-F anunció este jueves la denuncia interpuesta en la comisaría de la Policía Nacional, situada en la calle Betis, por un personal administrativo, que responde a las iniciales de F.J.V.H., del centro de salud Santa María de Gracia, situado en el centro de Sevilla, por las continuas agresiones verbales a las que se ve sometido en su puesto de trabajo por los usuarios del ambulatorio.

En declaraciones a Europa Press, el denunciante señaló que los hechos ocurrieron este miércoles, "como podía haber sucedido otro día, pues la situación se vive constantemente y se esta volviendo insostenible". La atención a los usuarios se controla mediante números por orden de llegada, control que "se salta por numerosos pacientes", según el administrativo.

En este sentido, comentó que "ayer uno de los usuarios comenzó a insultarle y agredirle verbalmente por no atender su petición cuando no le correspondía, incluso llegó a poner una hoja de reclamación por la atención prestada". Estas situaciones suelen ser "habituales" en el centro, pues "la reproducción de insultos es constante y no sólo se ve perjudicado el denunciante sino otras compañeras, aunque no hayan dado el paso", aseguró.

Apuntó que con esta denuncia intenta "poner pie en pared, pues la situación va terminando poco a poco con las fuerzas del personas, ya que aunque sean agresiones de bajo perfil, machacan a los trabajadores". Ya ha puesto en conocimiento del plan de agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El presidente del Sector Sanidad del sindicato CSI-F --antiguo CSI-CSIF-- en Sevilla, Fernando Castelló, indicó a Europa Press que se presentarán como acusación personal junto con el administrativo y espera que el SAS, que tiene conocimiento de la denuncia, "también se meta en el asunto".

Del mismo modo, Castelló manifestó que el sindicato continúa así con la política de "no aceptar las agresiones y no consentir bajo ningún concepto que aquellas personas que estén trabajando y haciendo sus funciones debidamente sean insultados por los usuarios". Añadió que "no tolerará que quede impune ninguna agresión a compañeros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios