Sevilla

Desvalijan el piso de una familia china en la calle Matahacas

  • Los ladrones aprovecharon que no había nadie en el edificio para entrar a robar forzando la cerradura y se llevaron 200.000 euros, joyas y relojes de lujo

El lugar del robo. El lugar del robo.

El lugar del robo. / víctor rodríguez

Comentarios 2

Una banda de ladrones desvalijó durante el pasado fin de semana la vivienda de una familia china en la calle Matahacas. Los delincuentes forzaron tanto la puerta del piso como la entrada del bloque, en el que no había ningún vecino durante el fin de semana. Los ladrones se aprovecharon de esta circunstancia para moverse a sus anchas por el piso de la familia china, que desvalijaron por completo, llevándose 200.000 euros, joyas y relojes de lujo. Las víctimas de este robo regentan una tienda de artículos de telefonía móvil en el centro de Sevilla.

El robo ocurrió durante el fin de semana, sin que se sepa exactamente en qué momento se produjo. Los damnificados se dieron cuenta el lunes al regresar a su casa y ver que estaba la cerradura forzada y faltaban gran cantidad de efectos y dinero. Casi con toda seguridad, los ladrones conocían la costumbre de muchos ciudadanos chinos de no utilizar bancos españoles para guardar el dinero. Es habitual entre los chinos que oculten el dinero en sus casas, generalmente en alguna caja fuerte, y hagan envíos periódicos a bancos de China.

Los ladrones entraron en la vivienda forzando la cerradura y se llevaron 200.000 euros, joyas y relojes de lujo

La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre este asunto, que lleva directamente el Grupo de Robos de la Jefatura. Los agentes de la Policía Científica han realizado una inspección ocular de la vivienda para tratar de encontrar alguna huella o resto biológico que ayude a localizar a los autores del robo. También se están inspeccionando los comercios de la zona para tratar de encontrar alguna imagen de cámaras de seguridad, así como buscando a posibles testigos.

En el edificio en el que se cometió el robo hay sólo tres viviendas, una por planta. Las dos restantes no fueron tocadas. Ni siquiera intentaron abrir las puertas, por lo que la investigación apunta a que los ladrones conocían que en ese momento no había nadie en el bloque y podrían incluso haber hecho un seguimiento a la familia china para conocer sus hábitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios