Elecciones Andalucía

Las izquierdas rescatan como aviso a Susana Díaz las 24 leyes que les negó

  • La desconfianza de Adelante Andalucía hacia el PSOE complican la gestión del día después del 2-D

Los candidatos de Adelante Andalucía, Carmen Lizárraga, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, junto a Alberto Garzón. Los candidatos de Adelante Andalucía, Carmen Lizárraga, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, junto a Alberto Garzón.

Los candidatos de Adelante Andalucía, Carmen Lizárraga, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, junto a Alberto Garzón. / Carlos Gil

Comentarios 4

Las elecciones andaluzas del 2 de diciembre van a resolverse con una pugna entre dos bandos, pero el acuerdo entre los dos partidos de izquierdas se presenta mucho más complicado. El escenario con más probabilidades al día de hoy es el de un Gobierno de la socialista Susana Díaz, que comience a andar con el apoyo de IU y Podemos -juntos en Adelante Andalucía-. Pero los dos líderes de esta izquierda a dos voces, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, desconfían de la actual presidenta andaluza.

Tanto que cuando se le pregunta por ello, recurren a a aquella frase que Maíllo dijo en el Parlamento al inicio de la pasada legislatura: “Quien no la conozca que la compre”. Adelante Andalucía ha rescatado para su programa las 24 leyes que el PSOE le ha rechazado en estos tres años y medio.

El otro bloque es el de las derechas, el de PP y Ciudadanos, dispuestos a pactar para impedir que el PSOE vuelva a gobernar y agote los 40 años de mandato ininterrumpido. Los dos partidos tendrían menos problemas después del 2 de diciembre, pero su batalla en estos días es más intensa: pelean por ser los segundos. La peor de las opciones para Susana Díaz sería que Ciudadanos fuese segunda y Juan Marín se convirtiese en referente de la alternativa; eso sería olvidarse de cualquier acuerdo para toda la legislatura.

Pero con un bloque de derecha partido entre PP y Ciudadanos, Adelante Andalucía aspira a colarse entre ambos y quedar segunda fuerza. Cuanto más apoyos obtengan, más difícil será el acuerdo con Susana Díaz. A Teresa Rodríguez y a Antonio Maíllo no les separa de Susana Díaz sólo un problema personal, es que los dos líderes de izquierdas no se fían de los acuerdos con el PSOE. A Maíllo le costó un tremendo disgusto la ruptura del Gobierno de coalición entre el PSOE e IU con Susana Díaz de presidenta y Diego Valderas, de vicepresidente.

Los alcaldes de IU y Podemos

Se muestra inflexible: sostiene que no hará presidente a nadie de derechas, pero se revuelve cuando se le recuerda que la única forma de hacerlo sería con la investidura de Susana Díaz y de un acuerdo con el PSOE. Por estrategia electoral, lo niega, pero no es un formalismo, hay mucho rechazo de fondo a la presidenta en Adelante Andalucía. Más en Podemos que en IU, cuyos alcaldes necesitan a los socialistas para gobernar. No hay que perder este detalle: los regidores de IU y los ligados a Podemos, como los de Cádiz y Puerto Real, gobiernan porque los socialistas cerraron el paso a los candidatos del PP.

Adelante Andalucía ha rescatado las 24 leyes que el PSOE y Ciudadanos les han rechazado a lo largo de la pasada legislatura. Es toda una declaración de intenciones sobre sus relaciones con los socialistas. “Son los derechos negados por Susana Díaz y las derechas en sucesivas ocasiones durante la actual legislatura”, expresan desde Adelante Andalucía.

Cero privilegios

Entre estas reformas, se encuentran la ley de cuentas claras y abiertas, cuya aprobación obligaría a la Junta a publicar todas las cuentas corrientes de su administración, así como sus movimientos. Esta ya fue una petición de Podemos para apoyar a Susana Díaz hace tres años y medio, algo que no sucedió. Las izquierdas también proponen una reforma del reglamento del Parlamento de “privilegios cero”, por lo cual se eliminarían las dietas sin justificar y se igualaría la cesantía de la que gozan los ex diputados al salario del desempleo.

Animales ni en circos ni en atracciones

Adelante Andalucía rescata alguna ley con mucha polémica, como la del maltrato animal, cuya aprobación supondría el cese de las ayudas que la Junta da a las escuelas de tauromaquia. No se podrían utilizar animales ni en circos ni en atracciones feriales, y se prohibirían las competiciones al tiro al pichón.

Otras leyes históricas para IU como la de la banca pública figuran en este listado de 24 reformas que se deberían aprobar en 24 meses. A la banca pública, que fue un empeño de IU en los tiempos del Gobierno de coalición, habría que dotarla con 800 millones de euros. Adelante rescata la ley de atención temprana, que fue rechazada como tal por el PSOE y Ciudadanos, y que supondría una garantía al tratamiento universal a los niños y niñas de hasta seis años con problemas, y que se calculan en 20.000 personas.

Uno de los asuntos de mayor calado es que Adelante propone que los servicios sociales, la educación y la sanidad estén blindados en los presupuestos autonómicos con una cantidad proporcional al PIB, con independencia de la marcha de los ingresos o de la economía. Este blindaje presupuestario se traduce en un 7% del PIB andaluz para sanidad; un 5%, para educación, y un 2%, para servicios sociales. Esto se debería hacer mediante una ley.

“Se trata de revertir los recortes ejecutados por Susana Díaz y Ciudadanos y que se recupere la calidad perdida durante los últimos diez años”, se explica desde Adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios