Sevilla

Espadas congelará el IBI a las familias y lo subirá a las grandes empresas

  • Aplicará bonificaciones a los emprendedores y un "crédito fiscal" a las sociedades que eleven plantilla en 2016 La ciudad va a recibir seis millones menos de ingresos del Estado

Sin contar aún con el acuerdo o consenso de los socios de gobierno (Participa Sevilla e Izquierda Unida), el alcalde esbozó ayer las líneas maestras de su política fiscal para 2016, que se resumen en congelar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas para aliviar a las familias y subirlo a las grandes empresas que más pagan y "que representen el 10% de los valores catastrales más altos". El regidor municipal recalcó que ninguna familia sevillana pagará en 2016 por su vivienda ni un euro más de IBI que en 2015.

En un desayuno informativo organizado en la Plaza de San Francisco por Europa Press Andalucía y la Fundación Cajasol, en colaboración con Atlantic Copper, el socialista Juan Espadas justificó este aumento de la presión fiscal a las grandes empresas localizadas en las zonas de más alto valor catastral en la necesidad de introducir un porcentaje de "progresividad en el reparto de la carga tributaria" de "exigir un mayor esfuerzo a los grandes contribuyentes que se benefician ya "al poder deducir en sus impuestos estatales sobre la renta (IRPF e IS) la cuota que satisfacen al Ayuntamiento por el IBI y, en general, por los impuestos municipales". El gobierno local explica que la Ley les permite aprobar un tipo impositivo diferenciado del general para inmuebles de uso distinto al residencial que representen, para cada uso, el 10% de los valores catastrales más altos.

El Ayuntamiento busca desesperadamente más ingresos. Necesita recaudar más dinero para el próximo año tras lamentar que recibirá seis millones menos de ingresos del Estado (El Ejecutivo de Rajoy se lo ha confirmado oficialmente) y que la previsión es que aumenten los gastos un 1,8% más respecto a la ejecución de 2015. Así lo anunció ayer Espadas en el foro.

En las tasas, el gobierno socialista eliminará por completo la de basura para locales comerciales sin actividad, y en las demás promete subir, como mucho, lo que varíe el IPC. La excepción es la tasa que pagan las casetas por instalarse en el real: Espadas se plantea actualizarla al coste real del servicio porque mantiene que al Ayuntamiento le supone un gasto de 400.000 euros más la Feria (por gasto de luz) que no se cubre con lo que pagan los caseteros. "Ahí se podía actuar", dijo el regidor.

Espadas plantea una ordenanza fiscal con medidas de solidaridad social que aunen las ayudas sociales a la población más desprotegida: bonificaciones a la vivienda social, garantía de suministro de agua y librar de la tasa de basura a las familias en riesgo de exclusión, ayudas en el transporte público municipal, etcétera. Para impulsar la actividad económica, bonificaciones de impuestos y tasas en los primeros años de actividad empresarial o comercial para facilitar la consolidación del negocio. En fomento del empleo, "una especie de crédito fiscal" a las empresas que aumenten su plantilla media en 2016 en los establecimientos de la ciudad respecto a su plantilla media en 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios