Sevilla

Espadas prevé acabar 2017 con una reducción del 20% de la deuda

  • El alcalde destaca que en 2017 crecerán las actuaciones de conservación de redes, parques y jardines y mejora de vías públicas.

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado que el nivel de ejecución de las inversiones del presupuesto municipal de 2016 ha superado el 60 por ciento, pese a que las cuentas fueron aprobadas en primavera, frente a 30 por ciento del último año de mandato del 'popular' Juan Ignacio Zoido.

En una entrevista, Espadas ha señalado que el año finaliza con un balance de gestión con el que está "razonablemente satisfecho", tras duplicar las inversiones que el gobierno anterior había desarrollado en su último año de gestión y teniendo en cuenta "el enorme trabajo que las delegaciones de área y de distrito han desarrollado con medios escasos, sacando lo mejor para dar respuesta a los sevillanos".

"Esto no es fácil en una administración lastrada por las restricciones en la dotación de recursos humanos en servicios públicos básicos, lo que impide mayor agilidad en el desarrollo de determinados proyectos", explica. Espadas afirma que para 2017 esa cifra de inversiones será mayor, al prever que el presupuesto se apruebe antes que el del pasado año, si se consigue el consenso suficiente.

Además, señala que con las cuentas de 2017 se va a ejecutar "el mayor gasto social que se recuerda en el Ayuntamiento de Sevilla", con un presupuesto "adaptado a las necesidades y a las urgencias que esta ciudad requiere en cuanto a suministros básicos o apoyo al pago de los alquileres de las viviendas, entre otros". A esto suma las actuaciones previstas mediante determinados proyectos con los que el Ayuntamiento podría generar empleo para personas en riesgo de exclusión o parados de larga duración, entre otros.

En este sentido, recuerda que el proyecto de presupuestos para 2017 recoge un incremento del tres por ciento en general, mientas que en el área de Empleo y Social crece un siete por ciento, "lo que significa que el Ayuntamiento seguirá siendo uno de los que más destina a las necesidades de su población".

Añade que este segundo presupuesto socialista apuesta por consolidar las líneas del primero, al igual que lo harán los dos próximos, apostando por inyectar a la economía local inversión pública para generar más empleo y desbloquear inversión privada. Para ello, el Ayuntamiento empleará a Emasesa y a la Gerencia de Urbanismo, mientras que las instalaciones deportivas o los colegios tienen inversiones estables.

"Una ciudad viva y con obras"

El primer edil hispalense indica que las previsiones apuntan a que se terminará el año 2017 con una reducción de la deuda del 20 por ciento respecto a como se comenzó el mandato, casi 90 millones de euros, lo que permite "un razonable nivel de utilización de préstamos para la inversión social que Sevilla necesita". "Necesitamos una ciudad viva y no estancada. Con el primer presupuesto hemos demostrado que la ciudad tiene más obras que en el último año de Zoido", incide.

Además, ha dejado claro que los planes como el Integra "han venido a quedarse, favoreciendo la relación con el tercer sector y creando empleo donde hay difícil inserción social". También, afirma que las actuaciones de conservación de redes, parques y jardines, mejora de pavimento o vía pública van a crecer, "aunque no todo lo que me gustaría por la limitación del Estado en cuanto al techo de gasto", algo que espera que el gobierno cambie. "Eran medidas pensadas para la crisis pero que claramente deberían ya flexibilizarse, sobre todo para ciudades como Sevilla que tienen una reducción de deuda espectacular", recalca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios