Hacienda

Espadas reduce deuda con el superávit de 19 millones del Alcázar y el Consistorio

  • Los socialistas entienden que con estas operaciones se recorta más pasivo del que se genera con nuevos créditos bancarios

  • Las previsiones son que el beneficio llegue a los 69 millones este año

Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada. Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada.

Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada. / Antonio Pizarro

El equipo de Juan Espadas ha destinado el superávit del Real Alcázar, la Casa Consistorial y la Agencia Tributaria para reducir la deuda con las entidades bancarias en 19 millones de euros. Este planteamiento de los técnicos municipales se vuelve a repetir este año ya que la ley estatal obliga a los ayuntamientos a que destinen parte de los beneficios a recortar el pasivo.

Las liquidaciones presentadas y aprobadas por el Patronato del Real Alcázar y de la Casa Consistorial relativas a los ejercicios 2017 y 2018 presentan remanentes positivos de tesorería con los importes de 5,9 millones y 8,4 millones. La cifra asciende a un total de 14,3 millones, a los que hay que sumar cinco de la Agencia Tributaria. Para compensar esta operación anticipada para reducir deuda, los socialistas solicitaron un nuevo crédito para inversiones de 23,4 millones. Los técnicos de Hacienda entienden que con estas actuaciones se reduce más pasivo del que se solicita ya que los intereses bancarios ahora son más beneficiados que hace unos años.

Este superávit es aplicable al artículo 32 de la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. “En el supuesto de que la liquidación presupuestaria se sitúe en superávit, éste se destinará, en el caso del Estado, Comunidades Autónomas, y Corporaciones Locales, a reducir el nivel de endeudamiento neto siempre con el límite del volumen de endeudamiento si éste fuera inferior al importe del superávit a destinar a la reducción de deuda”.

¿Se podía gastar ese superávit de años anteriores? Los técnicos apuntan que durante el año pasado no fue posible debido a que el techo de gasto se superó en 4,8 millones. La previsión para este año es que el beneficio en las arcas municipales llegue a los 69 millones de euros, quedando la deuda reducida a 239 millones.

Hace un año que el gobierno socialista puso el contador a cero. Destinó parte del superávit al pago de todas las facturas pendientes en el Ayuntamiento a fecha de 31 de diciembre de 2017. Esa fue una de las operaciones que se puso en marcha para mejorar las cuentas de las arcas municipales. El Consistorio cerró 2017 con un superávit de 100,6 millones y un remanente positivo de 33,4 millones. Los técnicos de Hacienda aprovecharon esa situación para seguir avanzando en lograr los objetivos de estabilidad y reducción de deudas marcados al inicio del primer mandato.

La política fiscal también ha tenido lunares. Espadas se ha llevado casi todo su primer mandato lamentando las restricciones estatales para invertir el superávit municipal. Por sus reclamaciones, y la de otros Ayuntamientos del país, el Ministerio de Hacienda flexibilizó las condiciones para utilizar ese ahorro municipal al ampliar el concepto de inversiones financieramente sostenibles. Una de esas exigencias era que el periodo medio de pago a proveedores no fuera superior a los 30 días. El gobierno socialista no cumplió y tuvo que dedicar 13 millones de euros a una nueva reducción de la deuda con las entidades bancarias. “No hemos logrado llegar a los 30 días”, comentó Joaquín Castillo, delegado de Hacienda, durante su intervención en el Pleno celebrado en octubre del año pasado.

Ante el fiasco, el gobierno socialista quiso sacarle el lado positivo. La delegación de Hacienda y Administración Pública argumentó que, siguiendo indicaciones de la Intervención, con estos recursos se reducirían los créditos con intereses más altos o aquellos cuya amortización sea más beneficiosa para el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios