Sevilla

La Fundación Cajasol desarrolló 10.000 acciones durante 2016

  • Dos millones de personas en Andalucía se beneficiaron de sus actividades

Imagen del acto desarrollado en la sede central de la Fundación Cajasol. Imagen del acto desarrollado en la sede central de la Fundación Cajasol.

Imagen del acto desarrollado en la sede central de la Fundación Cajasol.

Acción social, acción cultural, emprendimiento y formación. Sobre esos cuatro pilares se sustentó la actividad de la Fundación Cajasol durante el año 2016, que presentó este martes su memoria anual en su sede principal ante más de 300 invitados. En el pasado ejercicio, casi dos millones de personas se beneficiaron de la distintas actividades desarrolladas. La Fundación llevó a cabo unos 10.000 actos en Andalucía, fundamentalmente en las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba; y colaboró con cerca de un millar de empresas, según explicó su presidente, Antonio Pulido.

Tras la proyección de un vídeo en el que se resumió la labor de la fundación, el periodista Jesús Vigorra fue dando paso a una serie de personas para que hablaran de las acciones desarrolladas en primera persona. Por el estrado instalado en la antigua Audiencia de Sevilla pasaron el presidente de los empresarios de Córdoba, Antonio Díaz; el cantante Manuel Lombo; la empresaria Raquel Revuelta; el doctor Guillermo Antiñolo; el ex futbolista Rafael Gordillo; y el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza. Cada uno de ellos expuso brevemente su experiencia con la Fundación Cajasol en el mundo de la empresa, la cultura, el emprendimiento, la investigación, la promoción del deporte y la acción social. Durante el año 2016, la Fundación Cajasol incrementó el presupuesto destinado su actividad hasta los 14,6 millones de euros, lo que ha permitido destinar más recursos a iniciativas y proyectos

La acción social, la solidaridad, el impulso del deporte, la salud y la protección del medio ambiente conformaron un primer bloque de trabajo. "Programas como Andaluces Compartiendo nos han vuelto a dar ejemplo de la gran fuerza que tiene la solidaridad en nuestra tierra, como han demostrado el número cada vez mayor de empresas colaboradoras. También la respuesta de los voluntarios y los consumidores", señaló Pulido.

Un segundo bloque, que históricamente ha tenido también un protagonismo indiscutible dentro de los objetivos de la fundación, fue la promoción de la cultura y el arte. Durante el pasado año, se continuó con la diversificación de la agenda cultural, con el deseo de alcanzar un público más amplio y variado. Un programa de actividades en el que se mantuvo el compromiso con la divulgación del patrimonio cultural, histórico y artístico, manteniendo la apuesta con el flamenco y las tradiciones más arraigadas. Y al mismo tiempo, atendiendo a las nuevas propuestas de vanguardia.

El tercer gran bloque correspondió a la formación, el fomento del emprendimiento y el apoyo a la actividad económica. Antonio Pulido destacó la "ya relevante notoriedad y relevancia" que ha conseguido el programa 100 Caminos al Éxito, que ha logrado impulsar desde su nacimiento 210 nuevas iniciativas empresariales, 80 de ellas el pasado año.

El presidente de la Fundación Cajasol ensalzó la vocación andaluza de la entidad y su voluntad de crecer en las provincias donde no cuenta aún con sede: "La presentación de la memoria anual es siempre un momento especial, no sólo por la satisfacción por el trabajo realizado y por la oportunidad un año más de poder contribuir modestamente desde nuestra actividad al bienestar de las personas. Además, supone una sensación de humildad, de reconocimiento de que aún podemos hacer más, y seguramente también de hacerlo mejor. Y, por último, seguir corroborando nuestro compromiso muy decidido con toda nuestra actividad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios