Mano dura contra los incumplidores

La Gerencia ordena la paralización de las obras de un hotel en Cerrajería

  • Los técnicos argumentan que la altura del castillete supera la permitida por licencia

Estado actual de las obras en el número 29 de Cerrajería. Estado actual de las obras en el número 29 de Cerrajería.

Estado actual de las obras en el número 29 de Cerrajería. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la inmediata paralización de las obras que se vienen realizando en el número 29 de la calle Cerrajería para levantar un hotel de dos estrellas. Los técnicos argumentan en el expediente que los trabajos no se ajustan a la licencia concedida, ya que el castillete de la escalera cuenta con una altura libre desde el suelo al techo de tres metros y 78 centímetros, siendo la permitida en el proyecto presentado en las caracolas de la Isla de la Cartuja de dos metros y 70 centímetros. Ahora toca que los promotores se ajusten a los permisos otorgados.

El nuevo establecimiento hotelero estará junto a la calle Sierpes. Las obras comenzaron a final de enero de 2018 en un inmueble que durante muchos años acogió los populares recreativos Las Vegas. El alojamiento contará con dos estrellas y 17 habitaciones que se distribuirán en planta baja, dos en altura y un ático. La superficie total de la parcela es de 340,1 metros cuadrados, mientras que la superficie construida asciende a 821,4 metros cuadrados.

Según se explica en el proyecto redactado por el arquitecto Javier Morales Rodríguez, se contempla que todas las habitaciones sean dobles y una adaptada para discapacitados. Para dar cabida a la ventilación e iluminación requerida para las habitaciones se realiza la apertura de dos patios y se ha desplazado la escalera del inmueble. La mayoría de las zonas destinadas a apoyo y servicios del hotel estarán situadas en la planta baja y las zonas exteriores en la cubierta, quedando las plantas intermedias para los servicios necesarios para los dormitorios y las propias estancias de los huéspedes.

En la planta baja se ubicará un bar que dará servicio al hotel, “conformando un solo espacio acristalado desde la fachada hasta el primero de los patios”. Anexo a esta zona se situará el acceso al establecimiento, “compuesto por un ancho pasillo que adquiere el carácter de estancia con un sistema de pendientes y mesetas que van adaptando la diferencia de cota del fondo del edificio a la de calle”. En la cubierta, el negocio contará con una piscina, un solárium y una terraza para uso de los huéspedes. Los sistemas de comunicaciones se unirán al patio mayor para conformar un sólo núcleo vertical donde se agruparán las escaleras y el ascensor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios