Urbanismo

La Gerencia ordena retirar una parabólica instalada en la muralla junto al Alcázar

  • La propiedad debe devolver a su estado original un trozo del lienzo que linda con el patio del tenis

La parabólica y la antena fueron instaladas por el dueño del inmueble enclavado en el número 3 de la calle Judería. La parabólica y la antena fueron instaladas por el dueño del inmueble enclavado en el número 3 de la calle Judería.

La parabólica y la antena fueron instaladas por el dueño del inmueble enclavado en el número 3 de la calle Judería. / Belén Vargas

Comentarios 1

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la inmediata retirada de una parabólica y una antena que fueron instaladas en la muralla del Real Alcázar por el dueño de una vivienda enclavada en el número 3 de la calle Judería, en pleno corazón del barrio de Santa Cruz. Además, los técnicos exigen que devuelva a ese trozo de lienzo afectado a su estado original.

En el expediente se apunta que la visita a la zona fue realizada por el servicio de sostenibilidad. La ordenanza que afecta es la de telecomunicaciones para la regulación de las condiciones de instalación y funcionamiento de los elementos y equipo de telecomunicaciones, aprobada por el Pleno municipal hace quince años. En el análisis de la legalidad, los técnicos de Urbanismo intentaron realizar sin suerte una visita a la vivienda para inspeccionar la terraza. Tuvieron que comprobar la instalación desde la muralla anexa en el Real Alcázar gracias al acceso facilitado por los técnicos del Patronato. Esa instalación consiste en una antena receptora de señal de televisión de tipo Yagui, y una antena receptora de señal de satélite de tipo parábola. Ambas se encontraban adosadas a la muralla mediante un mástil.

Este lienzo forma parte del Real Alcázar, declarado Monumento Histórico Artístico; Bien de Interés Cultural por la ley de Patrimonio Histórico, e inscrito como tal en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. En ningún caso se permite la colocación de cualquier clase de cables, antenas y conducciones en fachadas y cubiertas de monumentos y jardines históricos.

Entre las medidas de restablecimiento de la legalidad urbanística se propone a la propiedad de la vivienda que retire ambas antenas y restituya la muralla a su estado anterior. El inmueble se encuentra a escasos metros de dos espacios del Real Alcázar. El primero es el Jardín de la Alcubilla (o patio del tenis). De planta rectangular, su lado Este se limita con la muralla islámica de los Alcázares, que linda con la calle Judería al otro lado del paño, coincidiendo con una de las torres de la fortificación. La segunda es la Puerta de Marchena, construida después de 1492 en el palacio de los Duques de Arcos y reformada en 1540, es una joya del gótico final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios