Sevilla

El Gobierno evoca el golpe como un mal frente al que se "reafirmó" la democracia

  • Carmen Calvo anima a los jóvenes a que "sepan estar, hacer y resistir" cuando salgan "nubarrones" contra las libertades

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. / EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, calificó ayer el intento de golpe de Estado del 23-F como un mal que sirvió para que la sociedad reafirmara el compromiso de seguir firmemente la senda para construir la gran democracia que ahora es España. Calvo inauguró en presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, unas jornadas organizadas por el Ejecutivo y el Instituto Cervantes, que ha albergado esta iniciativa, con motivo del 40 aniversario del 23-F y en las que se han analizado los retos de la democracia.

El objetivo de las jornadas es "reflexionar sobre la situación de la democracia en la realidad social, tomando como puntos de referencia los 40 años del intento de golpe de Estado en España y el reciente asalto al capitolio en los Estados Unidos. El tema se abordará desde la perspectiva intelectual y la memoria democrática española", detallaron fuentes de la organización de las sesiones.

Tras la presentación de las jornadas por parte del director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, la vicepresidenta subrayó en su intervención que el 23-F "fue un mal que se convirtió en un bien de las convicciones democráticas que hemos construido".

La vicepresidenta hizo hincapié en que los jóvenes de hoy "deben saber que en aquel momento, a quienes les correspondió vivirlo supieron estar en su lugar y hacer lo que tenían que hacer en defensa de todos". Por ello, Calvo abundó en que cuando en cualquier momento surjan nubarrones contra las libertades y la democracia, la generación a la que le corresponda "le tocará saber estar, hacer y resistir".

La número dos del Ejecutivo reflexionó acerca del 23-F, fecha que a su juicio debe tenerse presente como ejemplo de que siempre se debe estar ojo avizor contra quienes trabajan en contra de la democracia. En este sentido, destacó la importancia de la ley de memoria democrática impulsada por el Gobierno.

Entretanto, los socios de los socialistas en el Ejecutivo, Unidas Podemos, ha reclamado que en el acto de hoy en el Congreso de los Diputados Felipe VI lance "un mensaje claro de condena al franquismo" y su compromiso "inequívoco" con la democracia y que el acto no se convierta en "un lavado de cara del rey emérito, ni de la derecha golpista neofranquista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios