Sevilla

Herido y de baja laboral al caer en una arqueta de hierro en mal estado de la Cartuja

  • El accidentado pide que su caso sirva para que estas instalaciones de la isla “muy peligrosas” se revisen y dejen de ser un riesgo

  • Telefónica ha sustituido la arqueta de hierro en mal estado por otra de cemento, y también se han reparado otras de luz de la zona

La arqueta de Telefónica, con los bordes rotos y oxidados, en la que cayó el joven accidentado. La arqueta de Telefónica, con los bordes rotos y oxidados, en la que cayó el joven accidentado.

La arqueta de Telefónica, con los bordes rotos y oxidados, en la que cayó el joven accidentado. / D.S. (Sevilla)

Comentarios 2

Un brazo escayolado por fractura de muñeca, la inmovilización de una pierna por heridas con desgarro y contusiones varias que requirió la antitetánica, lesiones en el costado y una baja laboral es lo que le ha costado a Raúl G.C., promotor turístico de 45 años de Granada, la caída en una arqueta de hierro de la Cartuja, oxidada y con el viejo logo de la Expo92. Una ambulancia lo trasladó a urgencias del Hospital Virgen Macarena tras comunicar su accidente al 112. Le están pinchando eparina para prevenir trombos.

La arqueta donde sucedió el accidente es de Telefónica. Los hechos sucedieron el pasado miércoles 6 de febrero sobre las 11.15 de la mañana. Raúl salía a desayunar con los compañeros del curso que estaba haciendo en el Instituto Andaluz de Administración Pública. Cuando caminaba por la calle Tomas Alva Edison junto al antiguo Pabellón de México, al pisar encima de una de las arquetas esta se levantó de un lado y lo hizo caer dentro del hueco con bordes rotos y oxidados.  

Raúl ha denunciado los hechos en la Policía Local de Triana y en el Ayuntamiento de Sevilla, en la sede del distrito centro. La Policía Local acudió al lugar de los hechos al día siguiente para inspeccionar la zona sobre las 10:20. 

Raúl, accidentado, tras recibir asistencia en urgencias. Raúl, accidentado, tras recibir asistencia en urgencias.

Raúl, accidentado, tras recibir asistencia en urgencias. / D.S. (Sevilla)

"La tapa de hierro de la arqueta se levantó y mi cuerpo en peso muerto cayó parcialmente hacia el interior. Me quedé encajado, sustentado por las muñecas e ingle en una reacción de reflejo. Mis manos, mi costado y pierna derecha, y la rodilla frenaron la caída total. Soporté el peso de la tapa de hierro de registro en mi pierna que ejercía presión sobre los hierros oxidados e infligía un aplastamiento muscular de mi gemelo. No pude maniobrar porque mis muñecas apoyadas en el suelo aguantaban mi peso para no caerme hacia dentro completamente. La caída por el roce de la deteriorada arqueta, me ocasionó varios golpes, contusiones, arañazos y desgarro de la pierna derecha por los roces con los hierros oxidados. La tapa me golpeó al levantarse y reposó sobre la parte trasera de mi pierna. Mientras, en la caída me golpeé contra los bordes metálicos y muy muy corroídos y oxidados ocasionándome cortes, algunos de ellos profundos en la pierna", ha relatado este lunes a este periódico.   

El día después del accidente (día 7), sobre las 11:00, Telefónica envió a una subcontrata (Olivares de Canalizaciones) para sustituir las arquetas metálicas por otras de cemento

La arqueta donde se cayó Raúl, antes era de hierro, ya sustituida por otras nuevas de cemento. La arqueta donde se cayó Raúl, antes era de hierro, ya sustituida por otras nuevas de cemento.

La arqueta donde se cayó Raúl, antes era de hierro, ya sustituida por otras nuevas de cemento. / D.S. (Sevilla)

Telefónica no ha llamado a Raúl pese a que el vigilante de seguridad de Trablisa comunicó el mismo día del accidente los datos del accidentado en el edificio de Telefónica de la avenida Américo Vespucio. El propio Raúl se personó allí el día 7 y critica que le remitieron al teléfono 1004. Fuentes de la compañía han asegurado este lunes que oficialmente no tienen constancia de tal accidente sino únicamente de un aviso del 1004 sobre el mal estado de una arqueta.

Otras empresas con arquetas en la zona también han enviado operarios para su arreglo urgente. El viernes 3 en el lugar del accidente la empresa Clece fue enviada para las arquetas de luz y señalizó el lugar. 

Arquetas de luz, en la zona cercana al accidente, fueron reparadas dos días después de la caída. Arquetas de luz, en la zona cercana al accidente, fueron reparadas dos días después de la caída.

Arquetas de luz, en la zona cercana al accidente, fueron reparadas dos días después de la caída. / D.S. (Sevilla)

Raúl denuncia que o bien el Ayuntamiento o la empresa suministradora en cuestión han cometido "un incumplimiento del deber y obligación de velar por la integridad de los ciudadanos". En este caso, la responsabilidad es de la compañía suministradora, según fuentes del Parque Científico y Tecnológico Cartuja. Expertos en la materia han confirmado a Raúl que las arquetas de hierro de la Cartuja "están fatal, son muy peligrosas y cualquier persona se puede caer ahí" y que seguramente tras este accidente mandan arreglar todas. 

Las arquetas de hierro de la Cartuja "están fatal, son muy peligrosas y cualquier persona se puede caer ahí" y seguramente tras este accidente mandan arreglar todas.

Raúl pide que su caso sirva al menos para que se inspeccionen y sustituyan las arquetas en mal estado que pueda haber en la Cartuja. "Hay cientos de arquetas que tienen más de 26 años y deben ser retiradas por seguridad e instalar las correspondientes acordes a la legislación que eviten riesgos al ciudadano", señala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios