Sucesos

Sufre una crisis epiléptica al volante y atropella a una familia

  • El coche terminó empotrándose contra un edificio de oficinas de Los Remedios

Fachada de la oficina con la que chocó el vehículo. / Juan Carlos Vázquez Fachada de la oficina con la que chocó el vehículo. / Juan Carlos Vázquez

Fachada de la oficina con la que chocó el vehículo. / Juan Carlos Vázquez / Juan Carlos Vázquez

Un conductor perdió ayer el control de su vehículo, presumiblemente después de sufrir un ataque epiléptico, y se empotró contra unas oficinas de la calle Santa Fe, en Los Remedios. Justo antes de estrellarse, atropelló a un hombre que paseaba por la calle con sus dos hijos menores de edad. Los tres resultaron heridos con lesiones leves. El conductor, sin embargo, sufrió heridas graves tras el impacto contra la pared del edificio de oficinas.

El accidente ocurrió sobre las 13:50, según informaron fuentes municipales. El conductor perdió el control del coche cuando circulaba por la glorieta de la República Dominicana, que es la que está ubicada en la confluencia de Santa Fe y República Argentina. El conductor sufrió una crisis epiléptica y no pudo reaccionar a tiempo de frenar el vehículo, que siguió sin control por la acera de Santa Fe hasta alcanzar a la familia que paseaba y terminar chocando contra la pared.

El edificio contra el que se empotró colinda con la sede de la Policía Local en el distrito Triana-Los Remedios. Los agentes municipales salieron de las dependencias al oír el impacto y atendieron en un primer momento al conductor y a los heridos. También lo hicieron los policías nacionales de la Jefatura Superior, que está situada enfrente, en Blas Infante. Los policías de ambos cuerpos acotaron la zona y llamaron al servicio de emergencias sanitarias del 061, que atendió a los heridos y los trasladó a distintos centros hospitalarios.

La Policía Local ha abierto una investigación sobre el suceso para esclarecer la causa por la que el conductor perdió el control del vehículo. Todo apunta a que sufriera un desvanecimiento propiciado por una crisis epiléptica. Los niños fueron llevados con su padre hasta un centro hospitalario infantil y sólo tienen lesiones leves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios