Sevilla

El Hospital Virgen Macarena promociona hábitos de vida saludables en el Día Mundial del Corazón

  • El Servicio de Cardiología consolida su programa de Rehabilitación Cardíaca y prevención secundaria por videoconferencia iniciado durante la pandemia

Un paciente cardíaco durante una de las pruebas de la Unidad de Cardiología en el Hospital.

Un paciente cardíaco durante una de las pruebas de la Unidad de Cardiología en el Hospital. / M. G.

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla promociona los hábitos de vida saludables en el Día Mundial del Corazón, de modo que el Servicio de Cardiología consolida su programa de Rehabilitación Cardíaca y prevención secundaria por videoconferencia iniciado durante la pandemia.

Para los cardiólogos, la pandemia por el Covid-19 ha supuesto un verdadero reto para pacientes y profesionales. Muchos de los pacientes con enfermedades cardiovasculares han dejado de asistir al hospital por miedo al contagio o problemas de accesibilidad, destaca el centro en un comunicado.

Por otra parte, las restricciones han hecho que la población en general haya dejado de hacer actividad física y haya relajado los hábitos alimenticios, ingiriendo más comida rica en grasas. Esto ha supuesto que la enfermedad se haya descompensado o descontrolado en muchos casos, añade.

Para afrontar esta situación, la Unidad de Rehabilitación Cardíaca diseñó un programa de atención en estos meses basado en el uso de las nuevas tecnologías, dirigido a pacientes que habiendo sufrido un accidente coronario aprendan a cuidarse.

Asimismo en la Unidad se ha instaurado un programa de recuperación "a distancia" tras un evento coronario. En esta modalidad asistencial los pacientes se conectan por videoconferencia a las sesiones de ejercicio y mantienen contacto con los profesionales a través de una aplicación móvil. Gracias a esto se han minimizado los desplazamientos de pacientes al hospital que preferían no hacerlo por miedo al contagio, vivir alejados del hospital o tener dificultades para conciliar su jornada de trabajo con la realización del programa.

Este programa ha ido de la mano de múltiples medidas de reorganización instauradas por el Servicio de Cardiología para asegurar la asistencia cardiovascular de los pacientes en riesgo, evitando los posibles contagios durante la pandemia. "En la actualidad, desde nuestro Servicio, se ha retomado la actividad asistencial que se hacía antes del inicio de la pandemia y se están programando todas las intervenciones que habían tenido que posponerse", ha señalado su responsable, el doctor Rafael Hidalgo.

"Ningún paciente debe desistir en acudir al hospital por miedo, puesto que se han tomado todas las medidas necesarias para asegurar su asistencia evitando contagios", ha añadido el especialista.

El Día del Corazón en la Unidad de Cardiología del Hospital Virgen Macarena.

En España, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, con un 28,3% del total frente a las causadas por el cáncer (26,4%) o por las enfermedades respiratorias (12,6%). Andalucía presenta, además, unas tasas de mortalidad ajustada por edad más elevadas que en el resto de España.

Gran parte de estas enfermedades son el resultado del daño producido en las arterias por los factores de riesgo cardiovascular y podrían evitarse con una prevención cardiovascular enérgica. Los factores de riesgo clásicos son bien conocidos: hipertensión arterial, diabetes, elevación del colesterol en la sangre, tabaquismo, obesidad y falta de ejercicio. La buena noticia según los expertos es que, unos hábitos de vida saludables el efecto perjudicial de estos factores de riesgo puede ser menor e incluso evitarse.

"Estos hábitos son llevar una dieta mediterránea, hacer ejercicio a diario y no fumar. Si además se controla periódicamente nuestro peso, presión arterial y niveles de azúcar y colesterol en la sangre, podremos actuar antes de que nos provoquen enfermedades del corazón", comentan los especialistas.

Los profesionales del Servicio de Cardiología del Macarena van a visitar a los pacientes ingresados por problemas cardiovasculares para explicarles con detalle en qué consisten estas medidas para impedir que la enfermedad siga progresando. Hacer alguna actividad física, como caminar, nadar, montar en bicicleta o incluso bailar, al menos media hora al día. Limitar el consumo excesivo de sal y alcohol. No fumar y controlar el peso; así como vigilar la presión arterial y los niveles de azúcar y colesterol en la sangre regularmente.

"Estos hábitos de vida benefician a cualquier persona, sea de la edad que sea y padezca o no alguna enfermedad. Pero en el caso de las personas con enfermedades de corazón cobra especial importancia, pues con ello pueden evitar recurrencias de la enfermedad que podrían ser mortales", ha afirmado la cardióloga de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca de este hospital Mar Martínez Quesada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios