Sevilla

Ingresa en prisión el indio detenido por dos violaciones en el centro

  • El arrestado, que trabajaba en un kebab, fue identificado por un retrato robot tras la segunda agresión

Un juez de Sevilla ha decretado el ingreso en prisión de un ciudadano indio que fue detenido la semana pasada por la Policía Nacional acusado de dos violaciones, una de ellas consumada, en el centro de Sevilla. Este hombre, de 30 años e identificado mediante las iniciales S. H., ha sido reconocido por las dos víctimas como el presunto autor de ambas agresiones sexuales, después de que la Policía confeccionara un retrato robot con el testimonio de ambas para identificarlo.

Según fuentes judiciales, la primera de las violaciones ocurrió la madrugada del 2 de mayo en la calle Divina Pastora, donde abordó a una joven y la obligó a mantener relaciones sexuales con él tras amenazarla con atacarla un cuchillo. Tras esta violación, la Policía detuvo a un ciudadano francés de origen argelino, que fue reconocido en un primer momento por la víctima. El juez lo envió a prisión pero a los pocos días fue excarcelado, cuando los resultados de las pruebas de ADN demostraron que no era el autor.

Poco después se produjo una nueva agresión sexual, que en este caso no llegó a ser una violación consumada, aunque el agresor realizó tocamientos a la víctima. Este ataque se produjo en las inmediaciones de la facultad de Odontología, en la Barqueta, a menos de un kilómetro de donde había ocurrido la primera. La agresión respondía al mismo patrón que la anterior: de madrugada, en una calle estrecha y poco iluminada y con la misma forma de abordar a la víctima, que en este caso logró zafarse y huir.

Esta víctima -ahora testigo protegido- no quiso denunciar los hechos pero sí colaboró con la Policía para describir al agresor. Este testimonio permitió a los agentes elaborar un retrato robot que fue clave para identificar al sospechoso. La Policía puso en marcha un dispositivo por la zona en la que se movía el violador, utilizando a una agente como señuelo para tratar de llamar su atención.

El plan dio resultado una noche de la semana pasada, cuando la agente fue abordada por un individuo idéntico al del retrato robot, que se le acercó en la esquina de la calle Feria con Escoberos para decirle "hola, guapa, ¿estás sola?". Al ver que coincidía con el retrato robot, una patrulla de la Policía identificó al sospechoso bajo otro pretexto y lo dejó ir, hasta que después se encontró de nuevo en una parada de taxis con la policía de paisano, a la que dijo que mejor cogiera el autobús.

Al comprobar que podían estar ante el presunto autor de las dos violaciones, los agentes lo detuvieron y lo llevaron a comisaría, donde fue identificado sin género de dudas por las dos víctimas. El juez decretó su ingreso en prisión y se está a la espera de la confirmación por las pruebas de ADN. El detenido trabajaba en un kebab del centro y abordaba presuntamente a sus víctimas una vez que salía de trabajar, en el camino hacia su casa en la zona de la Barzola. Ambas agresiones sexuales habían generado una cierta alarma en el entorno de la Alameda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios