Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla

Luz verde a la tienda en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

  • Patrimonio da el visto bueno una vez que el cabildo ha reducido el tamaño del módulo que se instalará en la Nave del Lagarto

Turistas en el Patio de los Naranjos. Turistas en el Patio de los Naranjos.

Turistas en el Patio de los Naranjos. / José Ángel García

La Comisión de Patrimonio ha aprobado el proyecto para la ejecución de un módulo prefabricado para usarlo como tienda en la nave del Lagarto de la Catedral de Sevilla. El objetivo es su renovación, que ocupa el ancho útil de la nave de 3,66 metros y una longitud de 15,84. La tienda actual se considera un objeto fuera de contexto con el entorno, y dificulta notablemente la visión íntegra de la Nave del Lagarto. Además, por su carácter provisional en el momento en el que se instaló, ha quedado obsoleto y debe ser ser actualizado por motivos de seguridad.

El proyecto considera la construcción de una nueva tienda que aporte solución a las cuestiones anteriormente comentadas. De esta forma, se quiere sustituir el actual mueble de tienda por otro en el mismo espacio de la nave, pues parece ser el más acertado en relación con las visitas turísticas, tal como ahora se produce, y también mantiene la forma de gestión de los puntos de acceso y salida de visitantes.

Como informó este periódico, el pasado enero la Comisión Provincial de Patrimonio pidió al Cabildo Catedral que redujera el tamaño de la nueva tienda, que había pasado de estar a la entrada de las visitas turísticas (junto a la réplica del Giraldillo, en la Puerta del Príncipe), a la Nave del Lagarto del Patio de los Naranjos.

La comisión, en el estudio del proyecto, determinó que "el lugar puede ser el acertado en relación con la visita pública, tal como ahora se produce y supone que se mantiene la forma de gestión turística en cuanto a los puntos de acceso y salida".

En este sentido, el órgano encargado de velar por la conservación del patrimonio sevillano valoró "la imagen de provisionalidad" que ofrece este servicio de ventas y consultas: "un mueble cubierto por vidrio que permite una mayor percepción del ámbito donde se localiza y, con ello, una mejor integración desde su interior, pero también ofrece la imagen de una cierta disolución desde su exterior".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios