Patrimonio

Manos a la obra en la Casa Consistorial

  • La rehabilitación de la cubierta, la espadaña, el cuerpo del reloj y el zócalo de las pilastras del vestíbulo estará terminada en verano

Un operario trabaja en la espadaña de la Casa Consistorial. Un operario trabaja en la espadaña de la Casa Consistorial.

Un operario trabaja en la espadaña de la Casa Consistorial. / M. G.

Las obras en la Casa Consistorial marchan a buen ritmo. Comenzaron hace diez días y la primera fase se encuentra ya prácticamente concluida. Se trata de la intervención en los zócalos de las pilastras que están en la entrada del inmueble enclavado en la Plaza Nueva. La rehabilitación de la cubierta, la espadaña y el cuerpo del reloj estará finalizada en verano, y se verán ralentizadas por la instalación de los palcos y la Semana Santa. No serán los únicos trabajos que se realicen en los próximos meses. Hay otro plan para restaurar cinco tramos de las fachadas neoclásicas y tres muros exteriores de la Sala Capitular alta. Estas tareas completan a las ejecutadas hace dos años sobre esas mismas portadas.

Los operarios trabajan estos días en la ejecución de las obras que afectan a la cubierta del castillete del reloj y la espadaña de la campana. En ambos casos se trata de actuaciones que no se ejecutaban desde hace tiempo. El objetivo del gobierno socialista es que esta parte acabe antes de Semana Santa. A continuación se ejecutarán las otras dos partes que se corresponden con las zonas más antiguas del Ayuntamiento. Una es la intervención en la cubierta desde el Salón San Fernando hasta el Arquillo. La otra es la cúpula renacentista de la escalera interior.

El servicio de edificios municipales detalla que entre las distintas actuaciones se encuentran la sustitución de las cubiertas accesibles de las azoteas y los paramentos verticales de cerramientos enfoscados, y pintados en la zona sureste del edificio (en la esquina de la Plaza de San Francisco con la Avenida de la Constitución). Además, la mejora de la recogida y evacuación de aguas pluviales de las gárgolas; la eliminación de la mancha existente en la parte central superior de la fachada de la Plaza de San Francisco; la rehabilitación interior y exterior del cuerpo del reloj; la rehabilitación de la espadaña y la campana; y la renovación del revestimiento de los zócalos de las pilastras de la entrada principal a la Casa Consistorial. Al contar con una catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC), el proyecto municipal ha tenido que recibir el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Hay otro plan para restaurar varias zonas de la fachada

Estas intervenciones en la Casa Consistorial tienen lugar dos años y medio después de que el Patronato del Real Alcázar restaurará las fachadas neoclásicas para continuar con las fases anteriores realizadas en las portadas renacentistas y las del siglo XIX. Las intervenciones afectaron a las fachadas norte (calle Granada), oeste (Plaza Nueva) y sur (Avenida de la Constitución), que cuentan con una superficie de piedra que supera los 2.300 metros cuadrados más la extensión que ocupan las azoteas que miran hacia la Plaza de San Francisco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios