Sevilla

Monteseirín ensalza a sus socios de IU como "gente de principios"

  • Ningún representante de la federación de izquierdas, la gran elogiada del acto, asistió a la conferencia del alcalde, que prometió que no habrá más "zafarranchos de obras"

Comentarios 5

Una declaración pública de amor, de entendimiento, de concordia. Una exhibición de una relación feliz y estable, pero con la particularidad de que la otra parte implicada no estaba presente en el momento de la loa. Monteseirín alabó a sus socios de gobierno con dadivosidad y asegurando al auditorio que atendía a su conferencia -titulada Sevilla por delante- que existe una absoluta comunión en ideología y en acción de gobierno. Pero sus socios, los de Izquierda Unida, no estaban presentes en el club Antares para recibir semejante petalada con motivo del primer aniversario de las últimas elecciones municipales. El alcalde hizo uso de nuevo de un argumento ya empleado en la campaña electoral, cuando elogió un día sí y el otro también a los miembros de IU-CA: "Son gente especial, ya lo sabemos, pero nos entendemos".

Ayer fue a más. A mucho más. Del elogio mitinero y en tono campechano pasó a un análisis más preciso, más trabajado y afinado: "Yo puedo estar tan seguro de mi socio de gobierno como de nosotros mismos por una razón. Ambos somos gentes de ideología. Y de ideologías profundas, cuya solidez, la de sus ideas y la de las nuestras, están muy por encima de las coyunturas o los tacticismos de otros. Ni nosotros ni nuestros socios de gobierno -dijo- necesitamos renegar de las ideas políticas en general, ni de las nuestras en particular, como otros hacen continuamente para intentar convencer a posibles incautos votantes". Justo en ese momento, Monteseirín se apoyó en Groucho Marx para fortalecer unos elogios con dardo hacia el PP: "Vienen a decir: 'Señora, éstos son mis principios. Pero si no le gustan da igual, tengo otros".

Tan bien le ha ido al alcalde hasta ahora con sus socios de IU, que definió la coalición de gobierno como una "máquina de renovar y transformar Sevilla que funciona a pleno rendimiento". Por eso, asegura que "el contador de nuestra credibilidad como gobierno da unas lecturas altísimas". Monteseirín asevera que tal éxito en la gestión tiene sus "consecuencias". Miró de nuevo al pasado reciente: "Hace un año conocimos una de las campañas electorales más sucias de nuestra historia local. Denuncias, acusaciones, maniobras, que luego no han ido a ninguna parte".

El alcalde apostó por presentarse como un hombre de principios procedente de un partido de principios y que lidera un gobierno también de principios: "No, nuestros principios, los nuestros y los suyos, son muy importantes para nosotros como para ponerlos en almoneda. Lo demostramos en 2003. Y lo seguimos haciendo día a día. En Sevilla sabe todo el mundo que se gobierna desde el interés general, que no se admiten presiones ni conciliábulos. Y menos aún intermediaciones. Nuestro modelo es claro".

Tras los elogios al socio y la defensa de los principios, llegó la traca: "Señoras y señores, valoremos lo que tenemos. Nuestra ciudad conoce, por fin, una etapa de continuidad institucional y de estabilidad política, que ha dotado al gobierno de la ciudad de la suficiente fortaleza democrática. Y a los proyectos, de la perseverancia y el tiempo necesario para desarrollarse coherentemente".

El alcalde repasó el listado de grandes obras y proyectos de la ciudad, insistiendo en la tesis -no exenta de polémica en su momento- de la renuncia a la ansiedad para llevar a cabo nuevas tareas de envergadura: "Todo esto lo venimos haciendo sin prisas, pero sin pausas. Sin la necesidad imperiosa que teníamos de recuperar el tiempo perdido como ciudad. Sin pedir más sacrificios por zafarranchos de obras". Y se marca el horizonte de 2020 para sacar adelante nuevos grandes proyectos. Citó los ya conocidos de la nueva tecnópolis universitaria de Sevilla-Alcalá-Pablo de Olavide, la operación urbana de los docklands de Las Razas, la gran plataforma logística de Majarabique, el Parque Sevilla Media o la Ciudad de la Imagen, el distrito aeronáutico de Sevilla, el proyecto Sevilla Espacio Logístico y el desarrollo urbanístico de Santa Bárbara con 14.806 viviendas, de las que 5.921 serán oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios