Rehabilitación de Murillo Murillo se pone a punto para su efeméride

  • La restauración consistirá en eliminar la corrosión y consolidar el pedestal de la escultura situada en la Plaza del Museo

  • La actuación durará tres meses y cuenta con un partida de 30.000 euros

Daños. La escultura de Bartolomé Esteban Murillo presenta pequeñas grietas y fisuras en la piedra del pedestal, y costras por el tráfico de coches. Daños. La escultura de Bartolomé Esteban Murillo presenta pequeñas grietas y fisuras en la piedra del pedestal, y costras por el tráfico de coches.

Daños. La escultura de Bartolomé Esteban Murillo presenta pequeñas grietas y fisuras en la piedra del pedestal, y costras por el tráfico de coches.

Una intervención para eliminar la corrosión, consolidar el pedestal y restituir los volúmenes perdidos. La escultura de Bartolomé Esteban Murillo que desde 1864 preside la Plaza del Museo se pondrá a punto coincidiendo con el IV centenario del nacimiento del pintor sevillano. La Comisión Provincial de Patrimonio aprobó el pasado 18 de diciembre esta actuación que cuenta con un presupuesto máximo de 30.187 euros y un plazo de ejecución que no debe superar los tres meses. La Gerencia ha querido participar en la efeméride redactando un proyecto de conservación del monumento al considerarla una pieza clave tanto por el enclave donde se encuentra como por representar el retrato estereotipado y aceptado comúnmente del artista.

La necesidad de acometer una restauración en la escultura del pintor surgió tras diversas pruebas que detectaron unas pequeñas manchas sobre el bronce que encendieron las alarmas. Este hecho, junto a la experiencia acumulada en otras intervenciones análogas, aconsejaba realizar un estudio con el objetivo de conocer la realidad de esta obra a través de una metodología científica y cultural que planteara los criterios, las fases operativas y los tratamientos a aplicar en la intervención.

El monumento realizado por Sabino de Medina (uno de los escultores más destacados de esa época) presenta deficiencias de conservación tanto en el pedestal como en la propia escultura, provocada por la insistencia de los agentes ambientales, sin descartar el vandalismo o alguna intervención que a la postre no ha obtenido los resultados o comportamientos esperados por su autor.

Los trabajos en el pedestal de la emblemática escultura consistirán en una limpieza superficial, un tratamiento biocida, una limpieza química, el sellado delas fisuras con cal y arena, el cosido de fragmentos que puedan separarse o en riesgo de desprendimiento, reintegración de la cartela, un tratamiento hidrofugante y su consolidación general. Sobre el bronce, los expertos realizarán una limpieza superficial utilizando brochas de pelo suave, aspiración y paños; una limpieza mecánica mediante espátulas de plástico; se retirarán las costras que la contaminación ambiental ha producido en los huecos de la figura; una limpieza química con la aplicación de Tolueno acompañado de cepillado con cepillos de pelo suave; un tratamiento de eliminación e inhibición de la corrosión; y su protección con la aplicación en todas las superficies de la escultura de resina acrílica protectora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios