Patrimonio

Nervión pierde otro chalé regionalista

  • Derriban una construcción de Juan Talavera en la calle Marqués del Nervión que no contaba con ninguna protección.

  • El barrio ha perdido ya más del 50% de estos inmuebles.

Comentarios 2

La piqueta se ceba de nuevo con el barrio de Nervión. El chalé diseñado por el arquitecto Juan Talavera para el número 73 de la calle Marqués del Nervión ya es historia. El derribo ha finalizado y en su lugar se levantará, con toda probabilidad, un nuevo bloque residencial de varias plantas. Se trata de un hecho que no es aislado, ya que el viejo barrio de Nervión ha ido perdiendo durante las últimas décadas un sinfín de inmuebles de estilo regionalista, realizados en las décadas de los 20 y 30 del pasado siglo, que le daban una personalidad única que en cualquier otra ciudad estaría protegido. El derribo de este edificio ha contado con todos los parabienes puesto que no contaba con ningún tipo de protección.

El inmueble desaparecido era un chalé modelo B diseñado por el arquitecto Juan Talavera y realizado por la Inmobiliaria Nervión entre 1923 y 1924. Desde la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento confirmaron a este periódico que no contaba con ninguna protección pese a ser una edificación singular realizada en un momento histórico muy significativo para la ciudad. El arquitecto Jorge Benavides, profesor titular de la Universidad de Sevilla, lamenta que se haya producido una nueva pérdida patrimonial como ésta: "Nervión ha perdido ya más del 50% de las construcciones regionalistas. Basta con pasear por allí. Las edificaciones se han alterado, hay edificios modernos... En nuestra ciudad no pasa nada cuando se hacen estas cosas. Llama la atención".

Entre sus investigaciones, Benavides realizó un catálogo sobre las villas de este tipo en Nervión. En el año 2008 se la remitió al por entonces delegado de Cultura, Bernardo Bueno, y presentó una solicitud para que se protegieran: "Nunca me respondieron nada". Desde la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), también lamentan profundamente que se sigan perdiendo inmuebles con esta personalidad mientras se protegen otro tipo de edificaciones más modernas. "Estamos preocupados desde hace tiempo con lo que está pasando en Nervión. También nos tememos que en la Calzada desaparezca todo. Se destruyen chalés de una o dos plantas para hacer bloques de pisos. El PGOU es un despropósito a este respecto. Ponía que tendrían una protección singular, pero lo cierto es que no tienen nada", lamenta Joaquín Egea. Adepa reclama que se hagan cambios en el PGOU para proteger estos inmuebles de "calidad extraordinaria" frente a la especulación urbanística. "Se debería hacer un estudio de los edificios más interesantes para que se protegiera su volumetría, composición y fachada".

El profesor Benavides recalca la importancia de un arquitecto como Juan Talavera, del que se están perdiendo muchas obras: "Es un arquitecto indispensable para entender la arquitectura y el planeamiento de Sevilla. Es muy importante para esta ciudad". Algunas de sus obras más importantes son el edificio del Telefónica en la Plaza Nueva, el de Peyré en la calle Francos, la Casa Ocaña Carrascosa, en la esquina de Tetuán con Rioja, o el propio puente de San Bernardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios