Sevilla

El PP alega contra la ampliación del tranvía por su "inutilidad y coste"

  • Zoido propone invertir los 76 millones de euros en pasos subterráneos, en el Metro y en mejorar las líneas de autobús

Comentarios 19

El PP ha alegado en contra de la ampliación del tranvía por considerar que cuesta demasiado la obra (76 millones) para un trazado que se repetirá en buena parte con el recorrido del Metro, además de eliminar aparcamientos y carriles de circulación en grandes avenidas de Nervión y añadir más obstáculos a la circulación al ser en superficie, lo que no será una medida eficaz para resolver los problemas de tráfico, según el PP.

Juan Ignacio Zoido, portavoz municipal del PP, y los concejales Juan Bueno y Francisco Pérez calificaron la ampliación del tranvía de "simple capricho e improvisación" del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, puesto que ni siquiera está contemplado en el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad el recorrido que el Ayuntamiento está proyectando para prolongar la línea trazado.

Los populares estiman que el proyecto para llevar el tranvía a San Bernardo y Santa Justa por Nervión es "una huida hacia delante" por la imposibilidad de conectarlo con la Encarnación con la Barqueta y con la pretensión de "darle utilidad a un proyecto que ha nacido muerto", en referencia al único tramo de kilómetro y medio de tranvía que funciona entre el Prado y la Plaza Nueva. "Nos oponemos totalmente a ampliar el tranvía. Que se quede como está. Monteseirín actúa así por un capricho para que nos digan que tenemos un tranvía de un kilómetro", declaró Zoido.

Los populares no ofrecieron a la prensa un trazado alternativo al Metrocentro y se limitaron a afirmar que "hay que buscar la solución de un problema (de movilidad) con un coste razonable porque este modelo no nos vale", declaró Zoido con la esperanza de que el gobierno local "desista" de ampliar el Metrocentro. A la pregunta de qué postura adoptaría el PP si el alcalde opta por un trazado diferente a San Bernardo y Santa Justa con el propósito de no hacerlo coincidir con el Metro, el portavoz popular respondió que en ese caso el PP tendría que estudiar esa hipotética propuesta.

El PP tampoco se fía de que el Ayuntamiento sevillano cumpla con el presupuesto de construcción estimado para la ampliación del tranvía porque ya la primera fase se calculó inicialmente en unos 40 millones de euros y ya roza los 100 millones. "El presupuesto de 76 millones no nos merece credibilidad porque ninguno coincide en la era Monteseirín", criticó el líder popular.

En lugar de "malgastar" dinero en ampliar el tranvía, Zoido apostó ayer por invertir los 76 millones de euros en construir pasos subterráneos en las grandes avenidas tales como la Glorieta del Cid, la avenida de las Delicias y las rondas del Tamarguillo y San Lázaro para hacer más fluido el tráfico privado, y en iniciar las tres líneas del Metro (2, 3 y 4) que faltan. Los populares también proponen una doble mejora de las conexiones y frecuencia de paso de las líneas de autobús de Tussam: de todos los barrios con el centro y de los barrios entre sí.

El capítulo medioambiental fue otro de los puntos criticados por los populares, que denunciaron la desaparición de 230 árboles de gran porte en la zona de Nervión por el trazado del tranvía. Zoido se mostró también contrario a la desaparición de carriles de circulación en la avenida Ramón y Cajal, así como a la merma de plazas de aparcamiento en superficie en San Francisco Javier y Luis de Morales.

Los argumentos del PP son los mismos que plantean los empresarios y comerciantes sevillanos contra la ampliación del tranvía. Zoido calificó ayer de "atraso y despilfarro inútil" que el tranvía coincida al cien por cien con el trazado del Metro entre la Puerta de Jerez y San Bernardo, y que se opte por un tranvía en superficie que aportará más obstáculos (raíles, catenarias...), que obligará a talar árboles, que colapsará el tráfico en cada intersección (en las zonas de Carlos V-Borbolla, Enramadilla, Luis de Morales y Santa Justa, excepto en Ramón y Cajal, el único punto donde se ha previsto un paso subterráneo) y en las calles secundarias por donde se desviará el tráfico. "En la Glorieta del Cid ya se producen atascos ahora con el tranvía, ¿cuánto no será con la ampliación?", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios