Sucesos

Persecución por el centro de Sevilla en plena Navidad

  • La Policía Local detiene a un motorista que huyó a toda velocidad tras recibir el alto de los agentes, atropellando a dos de ellos y terminando chocando contra un autobús en Puerta Osario

La Policía Local junto a la moto que protagonizó la persecución por en centro de Sevilla. La Policía Local junto a la moto que protagonizó la persecución por en centro de Sevilla.

La Policía Local junto a la moto que protagonizó la persecución por en centro de Sevilla. / M. G.

Sábado por la noche en plena previa navideña en Sevilla, un centro abarrotado de gente y una persecución de película en plena hora punta del bullicio de turistas y sevillanos por las calles del casco histórico. Así puede resumirse la situación que se vivió este sábado 14 de diciembre en pleno centro de la ciudad cuando los agentes de la Policía Local protagonizaron una arriesgada persecución de un motorista que, tras no obedecer las indicaciones de los agentes que controlan el acceso al casco antiguo dentro del dispositivo especial de tráfico, emprendió una huida en la que acabó atropellando a dos policías locales y empotrándose contra un autobús de Tussam de la línea 27 en la Puerta Osario.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado cuando a las 21:00 horas los dos policías locales que controlaban el corte de tráfico hacia el centro de la ciudad en la calle Almirante Apocopada dieron indicaciones a una motocicleta ocupada por dos personas que se encontraba detenida en un semáforo para que reanudara la marcha en la única dirección posible, dado el plan especial de tráfico que mantiene restringido el acceso al centro durante las fiestas navideñas.

Es entonces cuando el conductor de la motocicleta, lejos de obedecer, acelera bruscamente dirigiéndose hacia el agente que se encontraba en mitad de la calzada atropellándolo y tirándolo al suelo, según fuentes policiales. Así se inició una arriesgada persecución por las calles del centro, abarrotado de público a esa hora de la noche, que partió en dirección a la calle Ortiz de Zúñiga y Pérez Galdós hacia Cuesta del Rosario. El agente que había resultado herido tras haber sido arrollado por la moto le siguió unos metros por estas céntricas calles hasta que finalmente acabó perdiendo de vista le vehículo entre el bullicio de la gente que mantenía abarrotadas las calles.

No obstante, la persecución continúo desde los otros puntos controlados por el resto de patrulleros que controlan los accesos al centro y en la Cuesta del Rosario otros dos policías dieron el alto a la citada motocicleta al verla aparecer a gran velocidad, pero el conductor volvió a saltarse este control y cambia el sentido de la marcha y continúa por la calle Luchana hacia Cristo de las Tres Caídas. De aquí continuó hacia la calle Águilas, donde otra patrulla le dio el alto, también sin éxito, al dirigirse además en dirección contraria, pero que acabó burlando el control de los agentes introduciéndose por la calle Boteros.

A partir de aquí se une otra patrulla más a la persecución, en concreto, la que se encontraba en esos momentos patrullando por el entorno de Carretera de Carmona. Éstos ven detenido ante el semáforo la motocicleta en cuestión, que procedía de la calle Guadalupe, e intentaron sin éxito cortarle la trayectoria a lo que el motorista responde saltándose el semáforo en rojo y dirigiéndose inequívocamente hacia la Plaza de San Agustín, que al darse cuenta de que no tiene salida, intentó subirse al acerado en una maniobra en la que acabó perdiendo a su acompañante, que cayó de espaldas sobre uno de los policías que les seguía a pie en el choque de las ruedas de la moto contra el bordillo de la acera. Como resultado de esta maniobra también resultó golpeado por la moto otro de los agentes.

El detenido circulaba sin carné por pérdida de vigencia hace 4 años y cuenta con varios antecedentes por hechos similares

A pesar de perder a su acompañante, el conductor continuó la huida por el acerado y posteriormente por el carril bici en la calle Recaredo, dirección  María Auxiliadora, siendo seguido por un patrullero que intenta cortarle el paso pero que tiene finalmente que frenar su insistencia ante el colapso de gente esta zona.

No obstante, finalmente el conductor de la moto acabó cayendo al suelo tras colisionar con un autobús de la línea 27 y fue detenido por una de las patrullas que participaron en la persecución, no sin antes hacer frente a la fuerte resistencia que opuso el arrestado a través de patadas y manotazos a los agentes.

El detenido es un hombre de 26 años identificado como José María B. G., natural de Los Palacios y Villafranca y con domicilio en Dos Hermanas, que fue denunciado por sendos delitos de atentado contra los agentes de la autoridad y contra la seguridad vial por la conducción temeraria y por hacerlo sin permiso de conducción por pérdida de vigencia desde el año 2015. Cuenta con varios antecedentes por hechos similares y está inmerso en un proceso judicial en el que le piden más de tres años de prisión por otro incidente parecido. Tanto él como la mujer que lo acompañaba en la motocicleta fueron atendidos por los servicios sanitarios, aquejada ésta última por una pequeña herida en un dedo de la mano izquierda.

Dos de los agentes que participaron en la persecución también resultaron heridos de carácter leve así como el autobús de Tussam contra el que colisionó la moto, que presenta daños en la parte trasera de su lateral izquierdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios