Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla

Plantadas seis palmeras en la Plaza Nueva en sustitución de ejemplares talados

  • Reemplazan a las que resultaron dañadas por el temporal de lluvia y viento del paso invierno.

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Sevilla ha plantado este martes seis palmeras en la céntrica Plaza Nueva, en sustitución a los ejemplares talados hace meses, cuando la ciudad estaba siendo castigada por sucesivos temporales de fuertes vientos y lluvia, a cuenta del riesgo de caída que presentaban o los daños sufridos por las inclemencias meteorológicas.

El concejal responsable de Parques y Jardines, David Guevara, junto a la dirección del distrito Casco Antiguo, ha asistido a la plantación de estos ejemplares en la Plaza Nueva, que sustituyen a las palmeras eliminadas al resultar "seriamente dañadas" durante los temporales de viento y lluvia que azotaron a la ciudad.

Dos de ellas sufrieron una fractura del estípite o fusta de la palmera, mientras que las otras cuatro se eliminaron ante el "alto riesgo de fractura" que podía producirse debido a las fuertes ráfagas de viento.

Los seis nuevos ejemplares son palmeras datileras, que cuentan con una altura situada entre los 3,5 y los cuatro metros y cuya época idónea de plantación "es el verano", según el Ayuntamiento. Así, Guevara ha defendido que "se tienen en cuenta las condiciones especiales de cada una de las especies seleccionadas, favoreciendo su adaptación y crecimiento".

"En el caso del Casco Antiguo, estos nuevos ejemplares se unen a las dos palmeras que también hemos plantado en la plaza de San Lorenzo", que en los últimos años habría perdido palmeras y plátanos por diversos aspectos.

El concejal ha precisado además que esta plantación se encuadra en la campaña de plantación de 2018, que comprende "5.000 nuevos ejemplares en toda la ciudad, que se unirán a los 2.500 plantados hasta ahora".

El informe de 2015

A tal efecto, recordemos que después de que un informe técnico elaborado en 2015 reflejase que unos 2.500 árboles de la ciudad estaban tan deteriorados que se consideraban irrecuperables y suponían un riesgo para la seguridad de las personas por posibles caídas o desprendimiento de ramas, el Ayuntamiento ha acometido recientemente la tala de los últimos 500 árboles declarados en situación de "riesgo cuatro para las personas".

La medida, iniciada en un contexto de repetidas caídas de ramas y tras los intensos temporales de viento y lluvia de la primavera, ha despertado fuertes críticas entre los colectivos ecologistas y entre las fuerzas de oposición, a cuenta de las voces que defienden que muchos de los citados árboles aún pueden ser salvados con el debido tratamiento. Sea como sea, las citadas talas han despertado todo un debate en torno al tratamiento del arbolado de la ciudad, sobre todo a cuenta del papel de los ejemplares en los tórridos veranos.

Al respecto, el concejal ha defendido que está previsto que los 5.000 nuevos ejemplares se distribuyan por todos los distritos de la ciudad, aunque "las zonas más afectadas por los apeos que se están llevando a cabo por motivos de seguridad serán prioritarias en esta nueva campaña de plantación".

"Por primera vez, y dada la envergadura de la actuación, la Delegación de Parques y Jardines ha presidido una reunión con todos los servicios municipales, las adjudicatarias de los contratos de conservación del arbolado y las principales empresas de suministros que están implicadas en esta campaña, para llevar a cabo la selección de las ubicaciones y los trabajos de forma coordinada. Esta campaña es posible, además, por el incremento en los recursos y en las cuadrillas disponibles con la entrada en vigor del nuevo modelo para la conservación y mantenimiento del arbolado", ha defendido Guevara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios