Cambio de ubicación de los puestos

El Pleno aprueba emprender un "diálogo" con los vendedores de la Plaza del Duque

  • Muñoz expone que la Gerencia de Urbanismo ya estudia reurbanizar la plaza y plantea "peatonalizar la calle Laraña".

Antonio Muñoz habla en un momento del Pleno del Ayuntamiento. Antonio Muñoz habla en un momento del Pleno del Ayuntamiento.

Antonio Muñoz habla en un momento del Pleno del Ayuntamiento. / Juan Carlos Vázquez

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado por unanimidad una moción de Ciudadanos que ha contado con diversas enmiendas, a favor de "recuperar" la céntrica plaza del Duque de la Victoria "para el uso público" y "conciliando los intereses de los comerciantes allí ubicados", iniciando en paralelo "un cauce de diálogo" con los mismos "en cuanto a su ubicación", toda vez que el traslado o no de los vendedores del mercado de artesanía de este enclave ha centrado el debate de esta propuesta.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Javier Millán, ha sido el encargado de defender esta moción, según la cual esta céntrica plaza coronada por la emblemática estatua en memoria del pintor Diego Velázquez "es una de las más antiguas de Sevilla" y se trata de un espacio "catalogado y protegido en el PGOU", como "zona de relación social, cultural y comercial, con una condición nodal para el transporte público y los recorridos peatonales".

Del mismo modo, Millán ha ensalzada la estatua que corona la plaza en honor a Velázquez, obra del escultor Susillo, situada en 1892 sobre un pedestal realizado por el arquitecto Juan Talavera.

Y es que según Millán, este enclave está "ocupado" varios días a la semana por el mercadillo de artesanía que tradicionalmente se instala en esta plaza, y como consecuencia de ello sufre "aglomeraciones" de personas. Del mismo modo, señala que la plaza acoge "una parada de taxis, varias de autobús, un estacionamiento para motocicletas" y los accesos de vehículos a aparcamientos y hoteles, con la correspondiente "saturación" del tráfico en horario comercial.

Fruto de la confluencia de todos estos factores, así como debido a la fisonomía de la plaza, Millán ha alertado de que los peatones se ven obligados en muchas ocasiones a andar "por la calzada", con los consiguientes riesgos, mientras la estatua de Velázquez queda "oculta" a cuenta de los puestos de venta o el tráfico, entre otros aspectos.

Por eso, la moción de Ciudadanos aboga por "recuperar" plenamente para el uso público la plaza del Duque de la Victoria, proponiendo para ello que el pleno mostrase tal voluntad "siguiendo criterios de seguridad, de defensa del patrimonio y del medio ambiente y de accesibilidad universal", así como "establecer un cauce de diálogo con los comerciantes de la plaza, tendente a acordar su traslado a un enclave que no les suponga una merma" y les aleje del tráfico, al objeto de que la plaza del Duque esté disponible para un mejor "disfrute" ciudadano y turístico y los vendedores no estuviesen afectados por la circulación.

Por último, la moción reclamaba "un estudio del espacio urbano y de las obras de reurbanización necesarias" en esta plaza, "para que se garantice la accesibilidad universal, primando la seguridad y prioridad peatonal en su convivencia con el transporte público".

Los vendedores se oponen

La idea, anunciada recientemente, motivó que la Asociación de Vendedores Artesanos del Duque rechazase "de plano" cualquier intento de "erradicación o traslado" de su lugar de venta "de los últimos 40 años", ya que su cambio de ubicación supondría su "desaparición". Además, el colectivo opinaba que los argumentos esgrimidos por Ciudadanos son "una estrategia para dar visibilidad a dicho grupo en la búsqueda de titulares".

Precisamente por ello, la moción ha contado con enmiendas por parte de Participa y del conjunto de los cinco grupos municipales, incluyendo al de Ciudadanos, siendo modificada para que la misma apueste por "recuperar la plaza del Duque para el uso público", con los criterios ya mencionados y "conciliando los intereses de los comerciantes allí ubicados", iniciando "un cauce de diálogo" con los mismos "en cuanto a su ubicación" y afrontando cualquier reordenación del enclave de nuevo teniendo en cuenta "los intereses" de estos vendedores.

Ya durante el debate plenario, el portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, ha avisado de que su fuerza no aboga por el traslado del mercadillo y ha opinado que "uno de los principales problemas" de la plaza es "el tráfico rodado" y que este espacio se ha convertido en "una estación de autobuses". Por eso, ha apostado por "ganar espacio para el peatón", sosteniendo que ello "no tiene por qué conllevar el traslado de los puestos de venta".

Por Participa Sevilla, el concejal Julián Moreno ha seguido la misma tesis, defendiendo que el mercadillo de la plaza del Duque constituye una "forma de vida para 52 familias" y cuenta con una "tradición" de décadas. Por eso, ha apoyado la idea de primar a los peatones y el uso público del espacio, pero "conciliando todos los intereses" y teniendo "cuidado" con el futuro de los vendedores.

Desde las filas del PP, igualmente, han criticado que Ciudadanos haya promovido esta propuesta sin que los comerciantes tuviesen "idea" ninguna de la misma, reclamando que sobre cualquier medida de "reordenación" de la plaza impere siempre "el diálogo" y se tenga en cuenta sobre todo a los propios vecinos de ese entorno.

Posible peatonalización de la calle Laraña

Por el PSOE, ha hablado el concejal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, quien ha manifestado que la Gerencia de Urbanismo trabaja ya en la "reordenación" de la plaza del Duque de la Victoria, sopesando aspectos como remodelarla como un espacio de plataforma única o una ampliación del acerado. Porque según ha dicho, si "algo sobra" en este enclave, es el tráfico privado. Igualmente, ha reclamado "reflexionar" sobre el futuro de toda la zona donde se ubica esta plaza. "¿Por qué no peatonalizar la calle Laraña?", ha planteado.

Igualmente, el pleno ha aprobado otra moción de Ciudadanos en demanda de que se conmemore el 25 aniversario del Patronato del Real Alcázar, órgano gestor del recinto palaciego, buque insignia del turismo hispalense y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, con un debate centrado en las diversas vicisitudes que atraviesa el monumento, como sus carencias en materia de personal, el accidente ocurrido al caer una rama de un árbol de buen porte del patio del León sobre varios visitantes o la investigación iniciada en cuanto a la supuesta reventa de entradas.

La moción, que ha implicado todo un debate en torno al devenir del monumento, ha prosperado con el voto a favor de Ciudadanos, IU y Participa y la abstención del PP y el PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios