Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

La Policía Local sólo tiene seis agentes para la mayoría de las noches de verano

  • La paulatina reducción de la unidad de intervención nocturna en los últimos años provoca ahora que el servicio se encuentre bajo mínimos por las vacaciones, descansos ordinarios y bajas de la plantilla

El turno de noche de la Policía Local en verano está compuesto por apenas seis agentes en la mayoría de las jornadas. Las vacaciones, los descansos ordinarios y las bajas de la plantilla han motivado que el número de policías locales que quedan para patrullar las calles de Sevilla en agosto se haya reducido al mínimo. Esto significa que sólo hay tres vehículos para atender toda la ciudad, cuando en una noche del resto del año suele haber como mínimo nueve coches y una veintena de policías entre agentes rasos y mandos.

Esta situación ya se dio durante la última semana de julio, cuando se celebró la Velá de Santa Ana, que obligó a concentrar a todos los agentes disponibles en Triana dejando únicamente un coche para el resto de la ciudad. Sí existe una mayor presencia policial durante las noches de los fines de semana, que se cubren con agentes de otras unidades a los que se les abonan productividades y otros complementos en la nómina.

La situación de la Unidad de Intervención Nocturna es, en cuanto a número de integrantes, la misma que la pasada primavera, cuando los agentes de esta unidad se dieron de baja de forma masiva en una decisión que el Ayuntamiento interpretó como una protesta encubierta de los policías locales. El grupo ha pasado en los últimos dos años de contar con más de 90 personas a tener sólo 38 agentes en sus filas.

Este déficit de policías se nota especialmente durante el verano, cuando un tercio de la plantilla se encuentra de vacaciones y otro tiene que disfrutar de sus descansos ordinarios. La revista del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en Sevilla, en su número de agosto, recoge este problema y denuncia que el ambiente entre los policías del turno de noche "es cada vez peor". "La situación de la unidad de intervención nocturna sigue siendo igual o peor, en cuanto al número de efectivos y en cuanto a los descansos del personal (...) Sus integrantes se sienten, una vez más, engañados y ninguneados por los patrones de este barco, que no sólo navega a la deriva sino que, sin lugar a dudas, se hunde", publica la revista del sindicato mayoritario en la plantilla de la Policía Local sevillana.

La mayoría de los agentes que componen el turno de noche de la Policía Local se dieron de baja el pasado mes de mayo, el mismo día que regresaban las hermandades del Rocío. Detrás de esta medida estaba el malestar existente entre los miembros de esta unidad por no tener acceso a las llamadas relacionadas con la seguridad ciudadana. Una orden interna del cuerpo indicaba a los agentes a no intervenir en estos asuntos bajo la consigna "Enterados, no acudimos salvo petición expresa". Esto obligaba a los miembros de este grupo a centrarse toda la noche en cuestiones de tráfico, con lo que en la práctica lo que hacían era dar vueltas por toda la ciudad sin conocer qué delitos se cometían.

Después de anunciar una investigación sobre la baja masiva que no se tradujo en ninguna sanción, la delegación de Convivencia y Seguridad se comprometió a resolver el problema de esta unidad. Hubo una promesa de revisar el protocolo del teléfono de emergencias del 112, que sólo derivaba los avisos de seguridad a la Policía Nacional, y se abrió un plazo para que los agentes que quisieran entrar o salir de la unidad nocturna pudieran hacerlo de manera preferente al resto de traslados.

Actualmente la unidad sí tiene acceso a las llamadas de seguridad ciudadana, pero los policías solicitan una contraorden escrita que anule la que les impedía acudir a atender estos delitos, ya que la nueva instrucción es sólo verbal. Otra de las reclamaciones de los agentes del turno de noche es la ampliación de las productividades para que puedan cobrarse también las noches de los jueves a los viernes. Esta unidad no trabaja viernes ni sábados, por lo que no disfruta de estos complementos salariales de la misma forma que lo hacen el resto de compañeros. En este asunto las negociaciones se encuentran paradas por el periodo vacacional.

A ello se le unen los problemas generados por los errores del nuevo sistema de transmisiones de la Policía Local, que no funciona en muchas zonas de la ciudad y que en más de una ocasión ha obligado a los agentes a tener que utilizar sus teléfonos móviles para pedir refuerzos en alguna situación apurada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios