Operación de la Policía Nacional

Intervenidos más de 41.500 artículos falsos para el baño

  • Los productos, todos de origen chino, han sido incautados en Valencia y Sevilla y tenían diseños registrados por una empresa sevillana

La Policía Nacional ha intervenido más de 41.500 artículos falsos para el cuarto de baño en una operación que se ha desarrollado entre Valencia y Sevilla. Dos personas han sido detenidas como presuntas autoras de un delito contra la propiedad intelectual, mientras que otras dos han declarado como investigadas. Los productos son de origen chino y entre ellos hay toallas, cestos, alfombrillas y cortinas de ducha.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía en Andalucía Occidental en un comunicado, la investigación se inició en Manises (Valencia), donde se sospechaba que había un establecimiento que podría estar vendiendo accesorios y complementos para cuartos de baño con diseños registrados por una empresa sevillana. Es decir, se vulneraba la propiedad industrial. Los agentes localizaron el comercio en el que se vendían estos productos y también dos naves industriales de la localidad vecina de Quart de Poblet, que se utilizaban como almacenes de las mercancías. En ellas también se vendía al por mayor a un gran número de bazares chinos repartidos por toda España.

Hay dos personas detenidas y otras dos imputadas, todas ellas de origen chino

Los investigadores descubrieron que uno de los sospechosos también estaba vendiendo estos productos en una nave de Sevilla, en la zona de Pineda. Finalmente se realizaron los cinco establecimientos, las tres naves (la de Sevilla y las dos de Quart de Poblet) y las dos tiendas de Manises. En estos registros se intervinieron 41.509 artículos que habían sido falsificados. Todos ellos eran complementos y accesorios para cuartos de baño con diseños reconocidos con derechos de propiedad intelectual.

Como consecuencia de esta investigación fueron detenidos los dos responsables de la empresa de Valencia, mientras que se les tomó declaración como investigados a los responsables de la nave de Sevilla y al de un bazar de Valencia. Los cuatro son de origen chino y tienen edades comprendidas entre los 27 y los 40 años. Uno de ellos tiene antecedentes. Todos han quedado en libertad con cargos, con la obligación de corresponder ante las autoridades judiciales cuando éstas así lo soliciten. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios