Sevilla

La Policía interviene piezas arqueológicas en un mercadillo

  • Más de 20 objetos y 37 monedas son requisadas a un conductor en el Charco de la Pava.

La Policía Local de Sevilla intervino el domingo varias piezas arqueológicas que iban a ser vendidas en el mercadillo del Charco de la Pava. Entre la mercancía intervenida hay 20 objetos y más de 30 monedas, que están siendo analizadas por los expertos para tratar de conocer su autenticidad y su procedencia, según informó ayer el Ayuntamiento de Sevilla en un comunicado. 

La intervención fue realizada por los agentes de la Unidad de Medio Ambiente (UMA) de este cuerpo, especializada en el control de la venta ambulante. El domingo, en los controles que se montan habitualmente en los accesos al mercadillo, los policías vieron un vehículo que intentaba entrar en el recinto por una zona no destinada al tráfico, intentando sortear el control policial por el puente de Camas. Los agentes le dieron el alto e inspeccionaron la carga que llevaba el coche. 

En su interior había una veintena de piezas arqueológicas y más de 30 monedas. El conductor, cuya identidad responde a las iniciales J. C. L. S., de 53 años, admitió que había quedado en el mercadillo con un cliente para venderle esta mercancía. La Policía intervino las piezas y tomó los datos del presunto vendedor. Los agentes han abierto diligencias y, una vez que se examinen las piezas y se sepa el valor de las mismas, decidirán qué delito o falta se le podrá imputar. 

En total había 37 monedas, de las que 24 eran hispanas y 13 romanas. Entre ellas hay ases y septercios romanos de los siglos I y III d. C., según apunta el comunicado del Ayuntamiento. Además, entre la carga decomisada hay otras piezas fenicias, celtíberas e íberas. Las monedas, en una primera inspección de los expertos en la materia, son auténticas. 

Entre los objetos que iban a ser vendidos destacan una cabeza de mármol con rasgos negroides; otra de menor tamaño de terracota que representa a un sátiro, probablemente de origen romano; otra figura antropomorfa de arcilla, posiblemente íbera; y una figura de bronce que, de demostrarse su autenticidad, se trataría de un guerrero íbero. Esta pieza sería la más valiosa de todas las intervenidas e incluso podría ser destinada, si se confirma que es buena, a algún museo. 

La Policía Local también se ha incautado de varias piezas metálicas: una pulsera, un aplique que representa una cabeza de bronce y un exvoto que representa un pie, de posible procedencia íbera, además de dos exvotos más con forma humana y nueve puntas de flecha. 

Todo este material intervenido ha sido trasladado a la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en Sevilla, para que sea analizado y los especialistas certifiquen su procedencia y su autenticidad, así como su antigüedad exacta.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios