Sevilla

Procesan a tres policías por dar una paliza a tres detenidos

  • La Fiscalía pide catorce meses de prisión para un agente mientras que la acusación particular solicita cuatro años de cárcel y ocho de inhabilitación para los tres

  • Uno de los heridos sufrió una fractura en la nariz, la rotura de un diente y numerosos hematomas en los ojos y la cara

Un coche de la Policía Nacional estacionado. Un coche de la Policía Nacional estacionado.

Un coche de la Policía Nacional estacionado.

Comentarios 12

El juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla ha procesado a tres policías nacionales por propinar presuntamente una paliza a tres jóvenes que fueron detenidos tras una persecución. Uno de ellos sufrió lesiones de gravedad, como la fractura de los huesos propios de la nariz, la rotura de un diente y numerosos hematomas provocados por los golpes recibidos.

Los hechos ocurrieron a las 4:10 del 30 de septiembre de 2016, cuando se inició una persecución entre un coche ocupado por tres personas y varios vehículos de la Policía Nacional. La fuga acabó en una gasolinera, en la que los agentes sacaron del coche y detuvieron a los tres individuos, a los que golpearon reiteradamente, incluso estando ya engrilletados y tumbados en el suelo. 

La escena fue grabada por las cámaras de vídeo de la gasolinera, cuya grabación está aportada a la causa. La Fiscalía acusa a sólo dos agentes, a los que considera autores de un delito leve de maltrato, un delito contra la integridad moral y otro de lesiones. El Ministerio Público solicita una pena de catorce meses de prisión y dos años de inhabilitación para uno de los agentes y otra de dos meses de multa para el otro, según informaron a este periódico fuentes judiciales.

La acusación particular, que ejerce el joven que resultó herido grave, incluye a un tercer agente como autor de los hechos. Para los tres policías que participaron en la intervención pide una pena de cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación. También pide una indemnización de 10.000 euros por los daños morales y de 8.829,07 por las lesiones causadas

La acusación detalla que los tres policías se comportaron con una "agresividad innecesaria e injustificada" y con una "brutalidad" y un "sadismo" incomprensibles, ya que el joven estaba inmovilizado en el suelo y seguía recibiendo golpes.

Pese a que estaban reducidos y con los grilletes puestos, algunos de los policías implicados en esta intervención hicieron algunas llaves de artes marciales a los detenidos, les propinaron un puntapié en la cabeza y golpes con la defensa reglamentaria.

Fruto de estos golpes, uno de los heridos sufrió una fractura de los huesos propios de la nariz, un hematoma supraorbitario, una herida inciso-contusa ciliar, una fractura dental y un edema en el tabique nasal, como constatan los partes médicos expedidos tras ser atendido en Urgencias.

A los detenidos se les acusa de un delito de resistencia y se le piden seis meses de cárcel a cada uno de ellos por estos hechos, aunque en otro procedimiento distinto al de los policías. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios