Sevilla

Selectividad: examen también para los padres

  • Mientras las pruebas se realizan, los familiares viven la espera entre rezos, libros y nerviosismo

Comentarios 1

Selectividad no sólo pone a prueba las capacidades de los miles de alumnos que cada año concurren por estas fechas. También supone un reto para padres y hermanos, que conviven con la incertidumbre y la presión de sus familiares. Tres intensos días de exámenes que suponen la culminación a dos años de bachillerato y la puerta de entrada a la universidad.

Los expectantes padres, cercanos a las aulas donde sus hijos se juegan parte de su futuro académico, viven estas jornadas de exámenes de diversas maneras. Algunos rezan rosario en mano, otros aprovechan para leer o resolver pasatiempos. Pero casi todos, al preguntarles por cómo han vivido estas últimas semanas, sonríen nerviosamente y revelan las noches sin dormir de sus hijos o la utilización de todo tipo de remedios. Desde los caseros como puede ser la tila hasta productor farmacéuticos para mejorar la concentración o el descanso en las noches previas.

Todo por alcanzar esa nota que les permita estudiar la carrera deseada. Una competición por la excelencia en muchos casos que requiere del acierto del alumno y la ayuda que puedan prestarle desde su entorno. Por ello, algunos padres piden días libres en sus trabajos para acompañar a sus retoños en su transición desde el colegio a la universidad.

Alumnos de la UPO realizan uno de los exámenes en la universidad. Alumnos de la UPO realizan uno de los exámenes en la universidad.

Alumnos de la UPO realizan uno de los exámenes en la universidad. / Víctor Rodríguez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios