Sevilla

La Semana Santa tiene un coste de 5,2 millones para el Ayuntamiento

  • La seguridad y el transporte consumen más de 3,6 millones de los fondos · El último estudio de la Cámara de Comercio cifra en 164 millones el impaco económico en la ciudad

La Semana Santa tiene un coste de 5,2 millones de euros para las arcas municipales. La cifra es concluyente de acuerdo con un estudio interno realizado en función de los gastos presentados por las distintas áreas de gobierno de la ciudad. Las partidas más elevadas son las de recursos humanos y transporte. Las horas de trabajo de agentes de la Policía Local, bomberos, personal del Consistorio (Plaza Nueva), Protección Civil y Cecop suponen un gasto de dos millones de euros. El servicio especial que monta la empresa municipal de transportes, Tussam, acarrea un desembolso mínimo cada año de cerca de 1,7 millones de euros. Además de los lógicos refuerzos del servicio, Tussam tiene que reorganizar el mapa de paradas y señalizaciones, así como otras medidas de mínima logística para atender la demanda de los siete días de la semana.

La tercera gran partida es una de las más conocidas en el último año. Se trata de la limpieza, de la que las campañas publicitarias han dado fama al tercer paso, que no es otro que el camión de Lipasam que sigue a la cola del cortejo de casi todas las cofradías para adecentar de inmediato la vía pública. El pasado año, por ejemplo, Lipasam contrató unos anuncios que obtuvieron una buena crítica. Los publicitarios recrearon una hilera de nazarenos a base de papeleras metálicas con el objetivo de que el público asocie el concepto de limpieza al de la brillantez de la Semana Santa. Esta empresa municipal gasta cerca de los 900.000 euros cada año. Lipasam presta numerosos servicios: barrido, retirada de contenedores, baldeo, recogida de cubas que estorban al paso de cofradías, limpieza de pintadas que afean la estética del conjunto histórico esos días, etcétera. A todo lo cual hay que sumar el refuerzo habitual del servicio para tener el callejero en condiciones dignas para el paso de las cofradías.

De los gastos de la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad, que controla IU-CA, una formación que jamás participa en actos religiosos, llaman la atención los 35.000 euros que se invierten en las rampas de asfalto para que las cofradías puedan salvar los desniveles de las aceras o las puertas de los templos. El asfaltado del tramo de la carrera oficial que discurre por la Plaza de San Francisco conlleva el gasto de una partida de 6.000 euros que hace posible que las cuadrillas de costaleros no sufran el desnivel del firme de este lugar. El alumbrado público se lleva casi 13.000 euros, gracias a los cuales se organiza el apagado de las luces en los puntos que las cofradías lo solicitan, siempre y cuando el Cecop no lo impida por cuestiones de seguridad, y otras tareas como la retirada de las farolas y otros puntos de luz que puedan alterar el paso de las cofradías.

La prueba de que la Semana Santa compete prácticamente a todas las delegaciones del Ayuntamiento está en que la de Fiestas Mayores, que es la que más contacto mantiene con las hermandades todo el año, presenta una de las partidas menos gravosa para las arcas municipales. Poco más de 112.000 euros. Con este dinero se pagan los módulos en la calle para servicios como la Cruz Roja, los bomberos, la sala de lactancia, etcétera. También se hace cargo esta delegación del canon del pregón de la Semana Santa en el Teatro de la Maestranza o del coste de la Banda Municipal, que participa en el Santo Entierro Grande.

En cualquier caso, el coste municipal de la Semana Santa está sobradamente compensado con el impacto económico que genera la principal fiesta religiosa de la ciudad: 164 millones en 2007, según el último estudio realizado por la patronal sevillana.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios