Sevilla

Sevilla pone fin a su buena racha: 308 parados más y 6.091 afiliados menos

  • La capital, sin embargo, se desmarca de la tendencia general y el paro se reduce en 611 personas

Tras un mes de mayo excepcional -bajó el paro y subió la afiliación a un ritmo desconocido en once años- a la provincia de Sevilla le ha llegado la resaca. Junio pone fin a la racha de tres meses de caída del desempleo: entre marzo y mayo casi 15.000 personas (14.465) dejaron de engrosar las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Ese periodo, además, había ido acompañado de un incremento de la afiliación a la Seguridad Social de 16.534 personas. Bajaba el paro y al mismo tiempo se creaba empleo. El círculo virtuoso.

En el mes de junio, sin embargo, se eleva levísimamente el paro, en 308 personas, hasta las 245.775. El dato no es nada bueno, ya que en el mismo mes de 2012 y 2013 (años muy malos) sí bajó el desempleo. La capital, sin embargo, se desmarca de la tendencia negativa, con una caída del paro de 611 personas que sitúa el número de desempleados en 87.381. En este caso la racha sí continúa y el descenso desde marzo es de 4.546. La industria, la construcción y el colectivo sin empleo anterior -no los servicios- son los motores de este buen comportamiento, mientras que la provincia se ve afectada sobre todo por la finalización de las campañas agrarias.

La ocupación, medida en términos de afiliación, se comporta bastante peor que el paro, lo cual es una muy mala señal. Cae en 6.091 personas en el conjunto de la provincia, hasta las 643.001. Es cierto que junio suele ser malo para el empleo, por la mencionada terminación de las recolecciones en el campo y el fin de la temporada alta para el turismo. Pero es que en 2012 y 2013 se destruyó menos empleo (algo más de 2.500 y 5.000, respectivamente) y hay que remontarse a 2011 para encontrar un mes peor. Parece intuirse que la economía sevillana aún depende en gran medida de lo coyuntural. Las empresas aprovechan el mes de mayo (marzo y abril también) para hacer contratos cortos ante la buena temporada turística y el auge de las campañas agrarias, y en junio se vuelve a la situación anterior. Al menos el nivel de afiliación es ahora algo superior al de abril y marzo, lo que hace albergar esperanzas de que en términos desestacionalizados el mercado ha tenido capacidad para absorber nuevos trabajadores. En cualquier caso, han sido pocos, habrá que esperar a los próximos meses para que se consolide una tendencia.

Por ahora, la realidad es que en el plazo de un año tanto la afiliación como el paro se comportan peor que en Andalucía y España. El desempleo cae un 2,71%, frente al 3,95% andaluz y el 6,59% general. La afiliación sube un 1,06%, frente al 1,68% regional y el 1,78% nacional. En el ritmo de reducción de la lacra del paro, Sevilla está entre las últimas provincias.

Lo único que parece dinamizarse es la contratación. En Sevilla se firmaron 8.687 contratos más que en junio de 2013, y entre ellos los indefinidos se recuperan tras dos años de desastre: 2.785 contratos, 380 más que en el mismo mes del año anterior (+15,8%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios