Sanidad

Sevilla ha perdido más de 1.000 médicos en tres años

  • El numero de facultativos en activo en la provincia era de 8.102 en 2016 mientras que en 2019 esa cifra se redujo hasta los 7.044

  • La cifra empeorará en los próximos 10 años cuando se espera la jubilación del 40% de los facultativos 

Dos facultativos del Macarena a las puertas del centro hospitalario. Dos facultativos del Macarena a las puertas del centro hospitalario.

Dos facultativos del Macarena a las puertas del centro hospitalario. / Antonio Pizarro

El déficit de médicos se agudiza. Sevilla es, junto a Granada, la provincia andaluza donde más facultativos se han perdido en los últimos tres años. De hecho, son las dos únicas provincias en las que el número de médicos en activo ha caído entre 2016 y 2019. La cifra supera el millar en el caso de Sevilla, donde se ha pasado de los 8.102 médicos en activo de 2016 a los 7.044 con los que se cerró el año pasado y donde a día de hoy se cuenta con 0,36 médicos por cada 100 habitantes. En este sentido, Málaga, con 7.742 facultativos se sitúa a la cabeza en cuanto al número de médicos ejercitantes a día de hoy.

Los datos son extraídos del Estudio de Demografía Médica de Andalucía que ha publicado el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM). El trabajo permite observar una radiografía muy precisa de cómo se encuentra la profesión en la comunidad y poder establecer así medidas de cara a los próximos años para garantizar y mejorar el futuro de la profesión médica en Andalucía, más ahora cuando la crisis del coronavirus ha sacado a relucir las carencias del sistema sanitaria andaluz. Una crisis económica ante la que el CACM apuesta por la "solidaridad territorial" y la "colaboración con la sanidad privada".

El estudio pone además de relieve que los datos no serán más halagüeños en los próximos años porque el 40% de los colegiados sevillanos se jubilarán en una década al contar en la actualidad con más de 55 años. Un porcentaje que, en el caso andaluz, se eleva hasta el 47% y circunstancia por la que el organismo reivindica la necesidad de convocar más plazas MIR en los próximos años para que la falta de profesionales, especialmente en algunas especialidades, no se agrave aún más y "evitar incrementar más el déficit de médicos ya existente", ha dicho el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Emilio García de la Torre.

En este sentido, el informe del CACM refleja que en 2019 se convocaron en Andalucía 1.117 plazas MIR. Un número que, sin embargo "no es suficiente", ya que, teniendo en cuenta estas jubilaciones quedarían 1.950 plazas para cubrir cada año, lo que en su caso supondría una falta de 833 plazas MIR por cubrir anualmente. No obstante, en su conjunto, sí es de destacar que en los últimos años ha habido un incremento de plazas MIR y que en 2020 se contabilizan 154 plazas más que el año anterior entre las que se incluyen 27 nuevas plazas convocadas a raíz de la pandemia del Covid-19.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Emilio García de la Torre, en el centro, durante la rueda de prensa. El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Emilio García de la Torre, en el centro, durante la rueda de prensa.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Emilio García de la Torre, en el centro, durante la rueda de prensa. / M. G.

A ello hay que sumar en torno a 624 médicos andaluces decidieron trasladarse a otras comunidades en busca de mejores condiciones laborales lo que disminuiría aun más el número de colegiados en Andalucía y en Sevilla donde se solicitaron en 2019 145 traslados. De ahí, la necesidad de que se atienda una reclamación que perdura en el tiempo de parte del colectivo médico y es que las retribuciones salariales que se dan en Andalucía se equiparen con las del resto del país. Además, 285 facultativos solicitaron 530 certificados de Idoneidad el año pasado. El fin de esta solicitud puede ser para trabajar en otros países, hacer labores de cooperación internacional, realizar estudios o solicitar homologaciones, destacando Francia, Alemania o Emiratos Árabes como los países de destinos más repetidos.

Sevilla es, con un 28%, la segunda provincia andaluza con más médicos en la privada

Respecto a la modalidad en la que ejercen su actividad, Sevilla es sólo después de Málaga, pero con una gran diferencia entre ambas, la provincia andaluza que tiene un mayor porcentaje de facultativos dedicados a la privada al alcanzar el 28% que suponen un total de 1.996 frente a los 4.379 médicos con los que cuenta el sistema público sanitario. La provincia de la Costa del Sol duplica este porcentaje con el 28% de sus médicos ejerciendo de forma privada.

El estudio en este sentido, presenta tres opciones: el trabajo en la sanidad privada, en la pública y la actividad mixta. En este último caso, se encuentra el 9,4% de los médicos sevillanos que son los que compaginan su actividad en ambos ámbitos. Un porcentaje mínimo, pero tendente a aumentarse en los próximos años según las palabras de García de la Torre que considera que la aprobación de la desaparición de la exclusividad "traerá beneficios tanto para lo público como para lo privado porque muchos médicos pasarán a ejercer en la versión mixta". Los datos del global andaluz son los siguientes: médicos en la pública, 63%; en la privada, 26% y en el ámbito mixto el 10%. 

Por otro lado, y a nivel andaluz, el informe señala otro dato que en un futuro no muy lejano puede ser preocupante como es el caso de los desequilibrios entre las distintas especialidades. Desde los colegios de Médicos de Andalucía se hace referencia notable a la enorme diferencia que existe entre el número de profesionales de las distintas especialidades encabezadas por la Medicina Familiar y Comunitaria, con 9.475 médicos colegiados en Andalucía, seguida de Pediatría, con 2.614, y Medicina Interna, con 1.867 facultativos frente  a otras que no superan los 100 colegiados como Inmunología (38 especialistas) o Geriatría con 96 médicos en toda Andalucía. En este punto, el CACM destaca que ésta última es una de las especialidades que no ha convocado ninguna plaza MIR en 2020 "teniendo en cuenta el envejecimiento de la población".

Las mujeres representan casi a la mitad de los profesionales colegiados

El sector también destaca la "feminización de la profesión médica" en los últimos años y el aumento en el número de profesionales extranjeros. En el primero de los casos, el informe recoge que la población médica femenina supone el 47% de la colegiación en Andalucía donde, respecto al año anterior, se cuenta con 892 médicas más y donde tan sólo hay un 5,5% más de hombres que de mujeres colegiadas. Una cifra significativa si se tiene en cuenta que hace hace apenas ocho años los médicos varones representaban casi el 75% en la profesión. En Sevilla, el número de mujeres que ejercen la medicina ha aumentado en 1.828 desde el año 2011, siendo a día 477 colegiadas menos respecto al género masculino. Respecto a los profesionales extranjeros, en los colegios de médicos andaluces se registran 1.791 foráneos (1.441 en 2018), lo que supone un 4,3% de la población médica en Andalucía. Las provincias con más facultativos extranjeros son Málaga (598), Sevilla (315) y Almería (220), respectivamente.

Recomendaciones antes futuros brotes del Covid-19

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos también presentó ayer un informe con recomendaciones antes futuros brotes del Covid-19, un documento de la Comisión Andaluza de Deontología Médica en el que se ha analizado la gestión sanitaria realizada en la primera oleada de la pandemia.

El informe ha realizado un análisis sobre los aciertos y errores cometidos desde el punto de vista científico y social y ha destacado la necesidad de mantener la vigilancia epidemiológica para prevenir la transmisión, pero también la importancia de la responsabilidad de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes.

El especialista y miembro de la Comisión Andaluza de Deontología Médica José María Domínguez ha reclamado una necesaria colaboración entre la medicina púbica y la privada ante un nuevo posible brote epidémico y "la relevancia de la solidaridad interterritorial".

Respecto a las residencias de mayores, el informe recoge que "deben instaurar nuevos modelos de atención sociosanitaria centrados tanto en la prevención de la salud como en planes asistenciales, orientados a personas con discapacidad y a pacientes con enfermedades crónicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios