Sevilla

Sevilla es la segunda ciudad con el mayor encarecimiento del bus

  • Facua reclama al Ayuntamiento participación en el diseño de las tarifas anuales de Tussam

Comentarios 1

Sevilla es la segunda ciudad que registra un mayor incremento en las tarifas de los autobuses urbanos, según desvela un estudio comparativo realizado por la Facua-Consumidores en Acción en 30 ciudades españolas. El coste de coger un autobús urbano llega a variar hasta un 163,2% dependiendo de la ciudad. Barcelona es la más cara (1,35 euros el billete univiaje) y la más barata es Logroño (0,56 euros el billete univiaje). En Sevilla, el incremento de los precios de Tussam este año sólo es superado por Palma de Mallorca en el ranking estatal realizado por Facua. La tarifa que ha experimentado un mayor incremento es el bonobús sin transbordo, que este año es un 20% más caro que en 2008, al suponer un desembolso de 6 euros frente a los 5 euros del año pasado. El bonobús con transbordo ha subido un 16% y el billete univiaje, un 9%. Estas subidas son las más altas del ámbito nacional por detrás de las registradas en Palma de Mallorca, donde los bonobuses con transbordo han crecido hasta un 41,3%.

El estudio de Facua desvela que este año la subida media de las tarifas del bonobús con transbordo ha aumentado un 8,2%, más de cinco veces el IPC interanual de 2008, que se situó en el 1,4%. El incremento medio del bonobús sin transbordo se situó en el 5,3%. El billete univiaje ha experimentado una subida media del 8,1%; mientras que la tarjeta mensual, que funciona en 14 ciudades estudiadas, ha subido este año un 4,1% de media.

Ante estas subidas, la organización de consumidores reclama al Ayuntamiento más participación de los agentes sociales y de los representantes de los usuarios en el diseño de las tarifas del transporte urbano. El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, criticó ayer las políticas tarifarias del Ayuntamiento y la gestión de Tussam al tildar de "una broma" el hecho de que "los precios se congelen en época de elecciones, mientras que suben de manera desproporcionada en los años posteriores". Rubén Sánchez también ironizó con los argumentos municipales para subir los precios que se centran en la quiebra de la empresa e insistió en que "la política de tarifas debe estudiarse a largo y medio plazo". Para Facua las subidas "deben ser equilibradas" y acordes a estudios objetivos. En este sentido, Rubén Sánchez recordó que el transporte urbano "siempre es un servicio deficitario", si bien mediante una gestión "más adecuada se puede optimizar los recursos mediante otras medidas que no repercutan tanto en bolsillo el consumidor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios