Sevilla

Teledermatología: Las lesiones de piel no entienden de pandemias

  • La unidad de Dermatología del Hospital Macarena ha atendido unos 7.500 pacientes de la provincia en el estado de alarma más otros 1.500 en un programa regional

David Moreno, responsable del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen Macarena. David Moreno, responsable del servicio de Dermatología  del Hospital Universitario Virgen Macarena.

David Moreno, responsable del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen Macarena. / José Ángel García

Un ordenador, una cámara de fotos y ganas de mejorar la asistencia y, sobre todo, adaptarla a los nuevos tiempos. Estos son los ingredientes principales para llevar a cabo la teledermatología, una modalidad del teletrabajo que muchos han descubierto con la pandemia del coronavirus y que doctores como el dermatólogo y jefe de la unidad del Hospital Virgen Macarena, David Moreno, lo lleva poniendo en práctica desde hace más de 15 años. 

La sala digital de la unidad de Dermatología del centro ha permanecido activa y atendiendo las necesidades planteadas durante todo el estado de alarma, no sólo de los pacientes de la población de referencia del Macarena, sino también de aquellos residentes en las áreas con las que se colabora en el marco del Programa Regional de Accesibilidad en Dermatología que incluye los distritos de Campo de Gibraltar, Huelva, Málaga Norte, Jerez de la Frontera y Linares-Jaén.

Con un equipo formado por 13 facultativos más una enfermera, que lleva todo el tema de curas, posoperatorias y diarias, dos auxiliares de enfermería y tres administrativas, el doctor Moreno ha capitaneado la atención de una población, que sólo en lo que respecta al área del Macarena abarca unas 550.000 personas, y que durante el estado de alarma ha supuesto la asistencia de unos 7.500 pacientes de la provincia más otros 1.500 correspondientes a ese programa regional. 

David Moreno explica cómo es el procedimiento que su unidad aplica desde el año 2004 y que con la pandemia del coronavirus "se ha perfeccionado". "Cuando un paciente va a su centro de salud por un motivo dermatológico, su médico o pediatra en lugar de solicitar una consulta convencional al dermatólogo del hospital, en el mismo centro de salud le hace una foto a través de su propio teléfono móvil que son enviadas directamente a través de una aplicación del SAS a una plataforma y valoradas por el equipo de dermatología del hospital. Una vez son recibidas se pueden dar cuatro escenarios: que se de directamente el alta si no hay lesión de consideración; que se le aplique un tratamiento para casos de lesión leve o moderada; si vemos lesión maligna o cáncer de piel que requiera es una intervención quirúrgica, lo preparamos todo para que el paciente vaya directamente al quirófano sin necesidad de tener que ir a una consulta al hospital; y, sólo en el caso de que veamos un problema dermatológico complejo, de difícil diagnostico y que necesita pruebas de estudio, entonces sí vemos al paciente en la consulta ordinaria de manera presencial", resumen el doctor.

Con la pandemia del Covid-19, el proceso se ha simplificado aún más, y han sido los propios pacientes, a través de la aplicación Mercurio, establecida por el SAS, los que desde su casa y su propio teléfono móvil los que han enviado directamente al dermatólogo las imágenes, sin necesidad de ir al centro de salud. "El coronavirus ha tenido un impacto muy importante en la teledermatología. Ha supuesto la transición de lo que era la teledermatología intermedidada con el medico de familia a la telermatologia directa entre el dermatólogo y el paciente", matiza.

Con esta experiencia previa, la efectividad de los diagnósticos, no se ha visto mermada por la crisis sanitaria. El doctor Moreno subraya que actualmente se está trabajando con el concepto de "demora cero" y las respuestas sobre las consultas que les llegan son enviadas "dentro de las 24 horas" desde que son recibidas. "Esto es imposible de conseguir con los modelos asistenciales convencionales", recalca el especialista. 

Durante el periodo de confinamiento, las consultas se han relacionado principalmente con lesiones sospechosas de cáncer de piel y dermatosis graves (dermatosis ampollosas, empeoramientos de dermatosis crónicas complejas, infecciones víricas, entre otras). Explica el doctor que son lesionase que "cada vez se diagnostican en personas más jóvenes". También destaca el aumento de consultas sobre enfermedades inflamatorias como la psoriasis. "No es que sea una enfermedad que vaya en aumento, pero sí son cada vez más los pacientes que consultan sobre ella ya que tenemos tratamientos cada vez más efectivos y que antes no existían", aclara.

Con sus más de 15 años de experiencia y el empuje que ha supuesto la pandemia sanitaria, a este especialista no le cabe la menos duda de que la telemedicina ha llegado para quedarse. "Hay muchas actividades que hacemos en los hospitales con el paciente que hemos visto durante estos meses de confinamiento que pueden ser sustituidas con todas las garantías con una llamada telefónica. No me cabe duda de que la pandemia del Covid nos ha traído y nos va a dejar la revisión de este modelo de atención de tantos años", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios