Sevilla

¿Túnel y puente en la SE-40 ? ¿La mala educación?

¿Túnel y puente en la SE-40 ? ¿La mala educación? ¿Túnel y puente en la SE-40 ? ¿La mala educación?

¿Túnel y puente en la SE-40 ? ¿La mala educación?

Aveces las noticias parecen más anécdotas sin importancia que asuntos reales, pero esta última me ha tocado el corazón, lo reconozco. Después de 10 años con las obras adjudicadas de los túneles de la SE-40 (contrato 2009) se desmarcan ahora desde el Ministerio sobre algo nunca visto hasta ahora: para pasar el Guadalquivir hay que hacer un túnel en una dirección y un puente en el sentido contrario, y la razón también resulta fácil de entender, es porque es lo más barato, y hay que rentabilizar la compra de una tuneladora por la constructora que está presionando tela (que por cierto, ya fue pagada). Pues les tengo que decir, desde mi atalaya libre, que ya estamos hartos de cosas baratas, del tren barato (AVE a Málaga), de las depuradoras baratas (que no depuran bien) y ahora la SE-40 más barata (¿?). Como si fuéramos en Andalucía de segunda división. Miren ustedes, señores de Madrid al mando de tal desaguisado, nos plantamos. Hagan el favor de hacer una cosa u otra, los engendros se los mandan ustedes a Cataluña o al País Vasco, a ver qué les dicen por allí, y si no se levanta de la mesa hasta el apuntador nada más mentar semejante disparate.

El problema reside en que los túneles no se pueden hacer con el proyecto contratado, debido a la fragilidad del terreno (limos y arcillas sin cohesión) y ya el ministro De la Serna ordenó rescindir el contrato con OHL, que cobrará un buen dinerito sin hacerlos.

Yo, personalmente, prefiero un puente en vez de un túnel, claramente por dos razones, primero porque desde el puente se ve el impresionante paisaje de Sevilla y su territorio, y porque el túnel necesita primero construir (ni más ni menos) dos montañas de hormigón en los extremos, que después se perforan con la tuneladora, porque los informes técnicos desaconsejan otra solución, al encontrarnos en zona de marismas inundables, donde el río se puede filtrar en el túnel (resumo por no entrar en detalles técnicos).

Ante los plazos que se manejan no podemos ser optimistas (no estarán construidos antes de ocho años). El cierre de la SE-40 por el norte resulta ser la mejor opción a corto plazo, es decir, conectar la A-66 con la A-49 rodeando el Aljarafe por el oeste es mucho más útil para la aglomeración metropolitana, además de responder mejor a las necesidades de la ordenación territorial. Con lo ya ejecutado hay que aprovechar lo ya construido de la SE-40 y cambiar el modelo de los accesos al Puerto desde el sur, incluyendo las operaciones estrategias de Palmas Altas, Metrovacesa y los desarrollos portuarios junto a la nueva esclusa, para evitar sobrecargar aún más las dos glorietas más frágiles de Sevilla, junto al Puente del Centenario. Añado aquí que sólo las soluciones en transporte público (plataforma reservada desde línea 3) pueden resolver la casi segura congestión que generará la concentración de actividades comerciales y productivas al sur de Los Bermejales.

En esta cuestión parece ser que está ahora pasando como con el Puerto de Sevilla, donde las órdenes siguen llegando desde Madrid directamente, al no disponer de un modelo portuario andaluz coherente con los intereses de Sevilla. Es Madrid quien sigue manejando decisiones locales, y desde los despachos ministeriales se siguen dando las órdenes de concesiones eternas en suelos estratégicos, olvidando quedar al servicio de nuestra ciudad, sí, de Sevilla, evidenciando que no hay modelo cuando no se sabe lo que se busca, como bien decía el poeta Eluard. El Puerto hasta hoy sólo busca hacer caja, y si no que se lo pregunten a los presidentes que han pasado por la avenida de Moliní desde el año 92 (esperamos que esto cambie con nuestro apreciado señor Carmona, buen conocedor de los problemas de integración Puerto y ciudad, aunque de momento sigue acuartelado).

Ante la inseguridad que aparece de nuevo para completar la SE-40, algunos profesionales nos negamos rotundamente a admitir semejante solución, y seguiremos buscando apoyos para que se haga una cosa u otra, pero no las dos a la vez, como está proponiendo la tecnocracia. La capital de Andalucía debe tener unos símbolos que identifiquen nuestro territorio, el paso elegante sobre el valle del Guadalquivir, no soluciones baratas. Mientras tanto, seamos prudentes, y esperemos que llegue de nuevo la primavera y los campos vuelvan a reverdecer, esperando más atención con Sevilla desde los nuevos responsables técnicos y políticos del Ministerio de Fomento. Que así sea, por la buena educación, por favor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios