Sevilla

Tussam ve intereses sindicales en la huelga convocada para la Feria

  • La empresa deja claro que no retirará los expedientes abiertos contra ocho conductores por los actos vandálicos de la última huelga, en mayo pasado

Comentarios 35

La empresa municipal de transportes urbanos de Sevilla (Tussam) aseguró ayer que la convocatoria de huelga para los días 14 y 28 de marzo y la semana de Feria aprobada por el 60 por ciento de la plantilla no es más que "la huelga de cada año" por causas que, según Tussam, tienen que ver con la celebración de elecciones sindicales el próximo octubre. Los tres motivos que el comité alega para celebrar los paros son el despido de dos conductoras eventuales, el expediente abierto contra ocho conductores acusados de dañar 100 autobuses en la última huelga de 2007 y la supuesta intención de la empresa de privatizar los servicios de limpieza y repostado en Tussam.

El vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, declaró ayer a Europa Press que los sindicatos promotores "tienen la decisión de huelga tomada desde enero" para justificar "la convocatoria de cada año, porque una huelga de Tussam para Feria es la normalidad hoy en día". En cuanto a la reclamación del comité de que sean integradas en la plantilla dos trabajadoras eventuales cuyos contratos se resolvieron antes de que se fallara el concurso de empleo público al que habían concurrido "no es la causa de fondo, pues nosotros no hemos despedido a esa mujer y ellos lo saben perfectamente".

La situación, explicó Gutiérrez, viene derivada de que ambas trabajadoras, previo pago del carné de conducir autobuses por parte de Tussam y el Ayuntamiento, fueron contratadas de manera eventual para sustituir a personal de vacaciones durante el pasado verano "con un listado exclusivo de trabajadoras, con lo que el argumento de la discriminación queda algo fuera de juego". Tras trabajar julio y agosto, "terminaron el contrato, como otras 90 ó 100 personas a las que, por supuesto, no se les ocurre ir a los tribunales por la resolución de un contrato temporal".

El vicepresidente sostuvo que la trabajadora Antonia Amaya "estando ella trabajando salieron 200 plazas para una bolsa de empleo, pero ni ella ni la otra reclamante aprobaron, hay 49 personas que han aprobado y aún no han entrado".

"Hay elecciones sindicales en octubre, y eso ya podría explicar mejor el motivo de la huelga", señaló el vicepresidente. Gutiérrez negó que Tussam se plantee retirar los expedientes a los trabajadores imputados por actos vandálicos: "No nos parece bien que a los rompelunas les salga gratis el asunto, ni a ningún ciudadano le parecerá bien, imagino, que los que rompen los cristales de los vehículos que pagan con sus impuestos se vayan de rositas". En este sentido, reveló que siete de estos trabajadores "están de baja por depresión desde hace casi un año". La Audiencia de Sevilla, a petición de Tussam, reabrió este mes la investigación de este caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios