Sevilla

Urbanismo autoriza las obras de la cubierta de la iglesia de San Roque

  • El templo fue cerrado al culto en diciembre como consecuencia de sus problemas de conservación.

La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense ha concedido una licencia de obras para trabajos de emergencia y reparación en la cubierta la iglesia de San Roque, cerrada al culto el pasado 11 de diciembre a cuenta de sus problemas de conservación. En concreto, y según la documentación consultada, han sido autorizadas "obras de conservación y  mantenimiento consistentes en tareas de emergencia y reparación de la cubierta", tratándose del grueso de la actuación proyectada por la Archidiócesis de Sevilla para reabrir la parroquia. 

La licencia de obras concedida corresponde al grueso de la actuación promovida por la Gerencia de Urbanismo en las cubiertas del templo, toda vez que fuentes de la Archidiócesis han informado de que las previsiones apuntan ahora a una reducción en los plazos de reapertura de la parroquia. 

El pasado 11 de diciembre de 2013, la Archidiócesis de Sevilla anunciaba el cierre de la parroquia de San Roque como consecuencia de los daños que presentan varias zonas del templo. Según los estudios realizados aquellos días, la estructura portante de la cúpula del presbiterio y de la cubierta del templo sufrían un "estado límite de agotamiento" y no se descartaba que otros elementos del edificio pudiesen atravesar una situación incluso más delicada. 

Dado el caso, la Hermandad de San Roque, en el seno de su junta de gobierno, acordó inmediatamente el traslado urgente de sus imágenes a su propia sede. En el caso de la imagen de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, se acordó su posterior traslado a la iglesia conventual de San Leandro, hogar de las monjas de la orden de Agustinas Ermitañas. 

Pocos días después de ser decretado el cierre del templo, la Archidiócesis de Sevilla informaba de que tras reclamar los servicios del arquitecto Antonio Campos Alcaide, éste había realizado una inspección en el templo avalando "la necesidad de las medidas cautelares tomadas y el cierre del templo al culto". El arquitecto, además, había identificado los problemas de conservación en una rotura del cordón inferior de las cerchas metálicas que soportan la cubierta. 

Dado el caso, La Archidiócesis contrató por unos 50.000 euros a la empresa Sanor, para emprender obras de urgencia en la cubierta de la iglesia. Estas actuaciones de emergencia, con una duración de unos dos meses, consistieron en atirantar los muros y apuntalar las cerchas que soportan las cubiertas y eran la antesala de una actuación general sobre las cubiertas que tendría un coste estimado de 500.000 euros al objeto de reabrir la iglesia al culto en la Navidad de 2014.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios