Sevilla

Urbanismo: Otro bajonazo en las cuentas

  • Las obras presentadas a licencia en 2013 no alcanzaron los 70 millones.

Comentarios 6

Seis años consecutivos perdiendo ingresos por licencias de obra y por intereses bancarios, lo que supone una herida abierta en las dos principales fuentes de ingresos de la joya de los organismos autónomos del Ayuntamiento. La Gerencia de Urbanismo no levanta cabeza como consecuencia de la ausencia de brotes verdes en el sector de la construcción. Los números, oficiales ya, de los principales registros de 2013 confirman la tendencia a la baja en dos de las principales fuentes de ingresos del principal organismo autónomo del Ayuntamiento. Los presupuestos de obras presentados para la obtención de licencia a lo largo de todo el pasado año no llegaron a los 70 millones de euros, lo que repercute en la recaudación correspondiente por tasas. En concreto, los proyectos presentados a licencia suponían obras por 69.085.236 euros, un 50,7% menos que en 2012, cuando las obras presentadas a licencia fueron por valor de 140 millones de euros. Este nuevo bajonazo supone el sexto año consecutivo de pérdidas y una nueva confirmación de que el sector de la construcción e inmobiliario no levanta cabeza.

Muy atrás queda ya el auténtico hito del año 2007, cuando la Gerencia de Urbanismo recibió proyectos por valor de más de 1,5 millones de euros. Ese año se registró un aumento espectacular, pues en 2006 no se alcanzaron los 600.000 euros en los presupuestos de las obras presentadas a licencia.

El otro gran registro de la evolución económica de la Gerencia son los intereses bancarios, que supone la segunda gran fuente de ingresos. En este caso el bajonazo es del 73,65%, puesto que en 2013 se ingresaron por este concepto 402.163 euros, mientras que el año anterior se ganaron más de 1,5 millones. Nuevamente el de 2007 aparece como el año de referencia, con 11,1 millones de euros recibidos por intereses bancarios. La Gerencia también suma en este apartado seis años consecutivos de evolución a la baja.

La cúpula directiva de la Gerencia toma como referencia estos registros para demostrar los efectos de la crisis económica en este organismo del Ayuntamiento, considerado el vellocino de oro en tiempos de bonanza y en la parcela de poder tradicionalmente más codiciada por los partidos políticos. El PP, que controla la Gerencia por primera vez desde mayo de 2011, considera que estos datos son elocuentes por sí solos. La Gerencia ya no es lo que era. Cerró el año 2013 con una deuda de 21 millones de euros, incluido el débito de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Las medidas tomadas por el actual equipo dirigente ha logrado reducir la deuda en el primer trimestre en cerca de 7 millones de euros. La plantilla de trabajadores se ha reducido de los 450 que había en junio de 2011 a los 436 de la plantilla a fecha del 31 de diciembre de 2013. El PP ha apostado por amortizar los puestos de trabajadores jubilados, no renovar a los eventuales y suspender al máximo las externalizaciones.

Aun así, Urbanismo sigue siendo una parcela municipal superpoblada de jefaturas. Los ajustes del PP en la Gerencia no han reducido una situación tradicional en las caracolas de la Cartuja: casi la mitad de los trabajadores tienen algún grado de jefatura. Los complementos salariales que generan estas jefaturas suponen un gasto anual de 1,2 millones de euros. La dirección de la Gerencia abrió a finales de julio de 2013 el proceso de renovación del convenio colectivo, del que ha presentado ya tres borradores al comité de representación de los trabajadores. Las claves de la propuesta que realiza la empresa son: la conversión en funcionarios de los empleados de la Urbanismo se deja orillada a falta de consenso, la bajada de sueldos se reduce y se crean incentivos anuales al rendimiento con la finalidad de mejorar ciertos servicios al público. El grupo popular y el grupo socialista en el Ayuntamiento coinciden en la necesidad de reducir los sueldos de la Gerencia de Urbanismo, considerados excesivamente altos en comparación con los salarios del Ayuntamiento y en un contexto de crisis económica que, en el caso de las entidades locales, está marcado además por una reforma local que recorta gastos. La dirección de la Gerencia había planteado en primera instancia rebajas de hasta el 20%, que ha terminado por dejar entre un 5% y un 15% según la cuantía de los sueldos. Los sueldos de la Gerencia se sitúan entre los 126.000 euros anuales del gerente y los 33.203 euros de un ordenanza.

La propuesta de convenio mantiene el complemento de dedicación, del que se benefician un alto porcentaje de trabajadores de la Gerencia. Es un complemento valorado entre 3.218 y 9.252 euros según la categoría laboral. Este complemento retribuye una disponibilidad laboral que se considera necesaria en la empresa para, por ejemplo, cubrir determinados servicios en horario de tarde.

Una de las grandes novedades es la creación del denominado incentivo al rendimiento. Se trata de un concepto retributivo que pretende pagar el cumplimiento de objetivos fijados por la empresa. Por ejemplo, la reducción de tiempos de espera de resoluciones y otros trámites administrativos, la atención presencial al publico, etcétera. La empresa se reserva la facultad de fijar en cada área los objetivos singulares de rendimiento. En la tabla salarial planteada a los trabajadores -ya avanzada por este periódico- se fija el incentivo máximo por puesto o categoría laboral. Sólo se cobra el 100% de lo fijado si se logra completo el objetivo. Si no es así, se cobra únicamente el porcentaje proporcional. En el caso del director de la Gerencia, el incentivo máximo sería de 4.805 euros, mientras que el de menor cuantía (para categorías inferiores a la de ayudante) sería de 2.606 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios