Patrimonio

Urbanismo paraliza las obras de un ático ilegal en Mateos Gago

  • El dueño del inmueble pretendía demoler una pequeña vivienda y dos trasteros para levantar una edificación de 60 metros cuadrados

La obra paralizada se encuentra en la planta ático del número siete de la calle Mateos Gago. La obra paralizada se encuentra en la planta ático del número siete de la calle Mateos Gago.

La obra paralizada se encuentra en la planta ático del número siete de la calle Mateos Gago. / Juan Carlos Muñoz

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado la inmediata paralización de unas obras que vienen realizándose sin licencia en la planta ático de un edificio protegido enclavado en Mateos Gago, a escasos metros de la Catedral. El propietario de la finca cuenta con un plazo de dos meses para legalizar la reforma. En el caso de que sea rechazado el permiso, deberá adoptar las medidas pertinentes para reponer la edificación al estado anterior de la intervención.

El expediente arranca con una solicitud para unas obras de consolidación estructural del interior de la vivienda (que cuenta con una protección parcial en grado 2) fechada el pasado 12 de abril y que actualmente se encuentra en tramitación a la espera de un informe técnico. En la sede de la Gerencia hay otro documento disciplinario para unas obras que se están desarrollando en el tercer piso y cuya visita de inspección originó la apertura del expediente sobre el ático.

Las obras detectadas consisten en la demolición de la pequeña vivienda de la última planta, así como los dos trasteros para su futura reconstrucción (aproximadamente de 60 metros cuadrados). Los operarios realizan el replanteo para la ejecución de la futura estructura. “Analizados los vuelos y fotografías aéreas obrantes en este servicio, se observa que no coincide con el estado inicial que viene reflejado en el proyecto actualmente en tramitación, dado que el espacio de aproximadamente 8,80 metros cuadrados grafiado como construido no existía con anterioridad”.

El expediente se originó tras una visita de los técnicos a una obra en la planta inferior

Las medidas necesarias para el restablecimiento de la legalidad urbanística se estiman en la inmediata paralización de las obras al carecer de su preceptiva licencia y el requerimiento del permiso ajustándose a la realidad de las construcciones preexistentes. “Todo ello sin perjuicio de las medidas necesarias para restituir la legalidad urbanística que puedan derivarse tras los preceptivos informes”. Los técnicos estiman que los trabajos cuentan con un presupuesto de 31.536,86 euros e indican que, al encontrarse en una zona que carece de planeamiento especial de protección que lo desarrolle, la legalidad de las obras estará a lo que disponga la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Los técnicos aperciben al dueño del inmueble que el incumplimiento de la orden de paralización dará lugar a la imposición de sucesivas multas coercitivas por periodos mínimos de diez días y cuantía en cada ocasión del 10% del valor de las obras ejecutadas. En todo caso y como mínimo serán de 600 euros. En el expediente se avisa al interesado que el incumplimiento de la presente orden constituye una infracción urbanística calificada como muy grave y puede dar lugar a la imposición de sanción por importe de hasta 120.000 euros.

Los trabajos en la finca protegida cuenta con un presupuesto de 31.536 euros

Los técnicos han ordenado a las empresas suministradoras de servicios públicos que procedan a suspender en un plazo máximo de cinco días el suministro que venían prestando en la finca ubicada en el número 7 de la céntrica calle. Contra el acuerdo la propiedad podrá interponer recurso de alzada ante el Consejo de Gobierno en el plazo de un mes.

No es la única obra de una última planta expedientada por Urbanismo en los últimos días. Los técnicos han iniciado un procedimiento para que el propietario de un inmueble protegido que se encuentra enclavado en la Plaza de la Magdalena derribe un ático ilegal que ha sido construido a escasos metros de la Real Parroquia, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1970.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios